En México, el día de San Valentín, la amistad tiene más protagonismo que el amor, comercialmente hablando. El 14 de febrero es un día donde regalar a tus [email protected], [email protected], incluso [email protected] es tan común como regalar a tu [email protected] o [email protected]  Eso hace que los comercios, no solo centren sus esfuerzos de ventas en los sentimientos de amor, en esas fechas los anuncios publicitarios y “slogans” exaltan también la amistad, a partes iguales.

Aunque también está esa otra parte: el amor. En la mayoría de los casos se acostumbra regalar flores, por lo general Rosas; Rosas rosas, para las amigas y Rosas rojas, para los amores. Y aquí hablo en plural, porque es correcto regalarle rosas rojas a tu abuela, a tu madre, además de tu novia, pareja o esposa. Alguna vez yo le regalé una Rosa roja a mi hermana, porque también fue un amor más en mi vida y lo sigue siendo. La intensidad con la que quieres a los seres amados se refleja también en el color que elijas. No solo el amor carnal/sexual tiene la exclusiva de los sentimientos intensos.

Rosas blancas para los muertos; hay quien coloca una junto a la foto de sus seres más queridos, o quien lleva un ramo de Rosas Blancas a la tumba de algún amor que ya se fue. Las exaltaciones hacia la muerte siempre han sido algo muy importante en nuestra cultura. También es común regalar Rosas de color rosa suave, que generalmente llamamos “rosa pálido”, a algunas compañeras de trabajo, a las que les tienes cierto aprecio; de rosa suave para que no dé lugar a una interpretación equivocada.

Dependiendo del color que elijas para los rosas que regalas, estarás comunicando algún sentimiento y la intensidad del color también tiene su significado. Hay quien regala rosas amarillas, otros naranjas, incluso de colores no naturales como el verde, azul, morado, etc. Aunque el color y el significado cambia según la cultura de cada región. Hay para quienes el amarillo significa desearte mala suerte, y para quienes significa regalarte energía y buenas vibras. Por lo que debes tener especial cuidado a la hora de elegir el color que regalas. Para no errar, es mejor regalar un ramo que sea multicolor; sin rosas rojas, en el caso de que la destinataria sea una simple amiga.

Ese día  es común invitar a cenar a tu pareja, regalarle alguna flor (al menos) y un obsequio. Los hombres por lo general solo recibimos el obsequio, o alguna tarjeta con algún mensaje precioso y muy personal. Si el 14 de febrero cae entre semana, puedes postergar la celebración al viernes o sábado siguiente, o si cae en lunes o martes, adelantarlo al sábado anterior, pero si no lo haces, puedes tener algún problemilla, o problemón; eso dependiendo del estado de salud de tu relación de pareja en las semanas anteriores al 14 de febrero,¡ jajajajajaja!

Así, San Valentín se ha convertido en un día muy importante, tanto, que después del Día de la Madre, es el día que más flores se venden en el país; por encima del día de los muertos. Pasa lo mismo con las tarjetas de felicitación, que a veces suelen venderse más en San Valentín, que el día de la Madres.

Como anécdota, con el pretexto de esa celebración, también es el día (o la noche) que más habitaciones de hoteles y moteles se contratan por ciudadanos locales ?

Feliz día de San Valentín A celebrarlo todos…!!