Queridísimos Nómadas; llegó el mes de mayo y realmente no dejamos de pensar el año 2020 que hemos tenido hasta ahora; pero a pesar de todo, me quedo con la tranquilidad de entender que todo forma parte de un proceso y que afortunadamente, tanto en los tiempos buenos, como en los difíciles, tenemos maravillosos seres de luz, llamados ángeles, que nos acompañan cada minuto y nos otorgan su protección, su fuerza y su amor incondicional.

El Arcángel Rafael, continúa trabajando en la sanación de toda la humanidad; especialmente de todo ser humano que esté pasando por alguna enfermedad o por la dificultad de estar contagiado con este virus que nos viene azotando durante este tiempo; pero quiero destacar que además del trabajo del amado Arcángel Rafael, este mes de mayo 2020, nos acompaña  a toda la humanidad, con su luz azul fortalecedora y su energía protectora, el príncipe San Miguel Arcángel.

Les quiero contar una historia con el fin de que entendamos un poco el por qué es San Miguel quien viene a ayudarnos este mes de mayo.

En el año 490, en el sur de Italia, con más exactitud en el Monte Gargano, en la Región de Apulía, a orillas del Adriático, un ganadero de la región perdió uno de sus preciados toros. Después de mucho buscar, al encontrarlo, se dió cuenta, de que el toro estaba en la entrada de una cueva. El ganadero trató de espantarlo con una flecha con el fin de hacerlo regresar hacia él, pero fue la flecha la que dió la vuelta. Asombrado, corrió a contar esta historia al obispo, quien dispuso entonces tres días de ayuno y plegarias. Este, después de la historia del ganadero, acudió a orar a la cueva y mientras lo hacía, se le apareció un ser de luz, quien se presentó como el Arcángel Miguel, pidiéndole que tal lugar se convirtiera en un lugar de culto y oración. Esta primera aparición ocurrió un día 8 de mayo y se repitió posteriormente en dos oportunidades. Por tal motivo, en esta fecha, se celebraba originalmente la aparición del Arcángel Miguel.

No es casualidad entonces, que en este año 2020, que ha sido tan complicado hasta los momentos, sea el mes de mayo el escogido por el Arcángel Miguel, para otorgarnos con más fuerza, toda su protección y  fortaleza.

Para casi todas las religiones del planeta, San Miguel Arcángel es el patrón y protector. Para los judíos es el protector de las sinagogas y del pueblo Israelita, para los musulmanes, fue uno de los tres ángeles que anunciaron el nacimiento de Isaac, y para los cristianos, es el defensor y el guía de las almas enfermas y moribundas. Hemos escuchado también, muchas veces, que San Miguel Arcángel, fue quien desterró a Lucifer y a sus seguidores del cielo y desde entonces ha continuado su lucha como nuestro protector en la tierra. Quien mejor que él para darnos ayuda y protección durante todo este mes que comienza y en el que se conmemora su aparición en el Monte Gargano.

¿Cómo podemos acudir a él para sentirnos protegidos y recobrar las fuerzas mis amados Nómadas? Para empezar, solo hace falta creer en él y en los ángeles, y podemos acudir a él tan solo con llamarlo, él siempre vendrá cuando pidamos su ayuda para ayudarnos a recobrar las fuerzas y a reconocer nuestro verdadero poder. 

Él nos ayuda también a cultivar todas nuestras cualidades, a alinearnos con nuestra misión de vida, a aprender a superar y a aceptar los cambios y las transformaciones. Él nos da la fuerza para no dudar usando la luz azul de Dios a través de su espada, permitiendo que esa energía fluya en nosotros y en nuestras vidas, dándonos así, la fortaleza para superar sin miedo cada situación. 

En momentos como este, por el que está pasando todo el planeta, es importantísimo que tengamos fe, que creamos en él y que lo invoquemos; en estos momentos cruciales para la humanidad, en los que tememos por nuestra seguridad y por nuestro futuro, no debemos olvidar que cuando creemos y nos llenamos de fe, toda energía negativa de duda y de miedo, regresa a su lugar de origen sin dañarnos y solo creyendo con verdadera fe, estaremos bajo la custodia y la protección del Arcángel Miguel; cuanto más conscientes nos hagamos de esto, más protección nos dará y así lograremos ver destruidos todos nuestros miedos, aceptaremos los cambios en nuestras vidas y superaremos todos los obstáculos protegidos de cualquier mal.

Así que mis queridos Nómadas, no tengan miedo; vivimos un difícil proceso transformador; pero no les quepa la menor duda de que todos los ángeles y arcángeles están de nuestro lado y de que el Arcángel Miguel seguirá cumpliendo con su importante misión de enfrentar el mal y colaborar con la estabilidad y la paz en la tierra.

En el podcast al final de este artículo podrán escuchar un sencillo ritual para pedir la protección del Arcángel Miguel.

Por ahora me despido de ustedes enviándoles miles de abrazos de luz y todo mi amor.

Fuerza y transformación con la ayuda del Arcángel Miguel