Queridísimos Nómadas, llegamos a la segunda mitad del año 2020; parece mentira que ya estamos en el mes de Julio; el mes número 7; numerológicamente el número 7 habla de sabiduría, de aprendizaje, de conciencia, de fin de un ciclo y de renovación. 

Pitágoras pensaba que el 7 era un número perfecto; no en vano sabemos que 7 son los días de la semana, 7 los pecados capitales, cada 7 días la luna cambia de fase y entre otras cosas más, son 7 los planetas clásicos y 7 los ángeles que asisten ante la faz de Dios. 

En la numerología, al 7 se le considera un número mágico, que por su composición entre el 3 (divinidad) y el 4 (tierra), actúa como un mágico puente entre el cielo y la tierra; así pues mis queridos nómadas lectores, les invito a creer en la magia para que abramos juntos ese puente que nos regala el mes 7 desde la tierra hasta el cielo y nos muestra los movimientos cósmicos más importantes, que con sabiduría nos regala el universo este mes de julio y que nos invitan a darle fin a un ciclo y a empezar uno nuevo totalmente renovados.

ENFOCÁNDONOS EN NUESTROS OBJETIVOS Y METAS

Empezamos el mes con el regreso de Saturno en su fase retrógrada al signo de Capricornio el primer día del mes; reingreso que activará de nuevo la triple conjunción Saturno-Júpiter-Plutón (todos retrógrados); invitándonos a reflexionar y a reevaluar nuestros objetivos y metas a corto y a largo plazo. Con esta energía nos enfocaremos en asuntos provechosos y constructivos, y nos concentramos en hacer grandes cambios que nos permitan cerrar definitivamente este ciclo que ha sido tan difícil, pero que nos ha dejado todas las enseñanzas necesarias para comenzar una vez más llenos de perseverancia y con la seguridad para alcanzar con éxito nuestras metas; la clave de todo ello está en la transformación consciente y responsable de cada uno de nosotros.

TIEMPO PARA PONER FIN

El día 5, el universo nos regala el tercer eclipse de luna de este año que también será el último de esta serie; un eclipse penumbral de Luna Llena a los 13° del signo de Capricornio; energía que viene a marcar algo en nuestras vidas, pero,¿ qué es lo que esto significa queridos nómadas? Los eclipses lunares son lunas llenas con una muy potente energía que generalmente nos hablan de temas relacionados con finales y culminaciones; éste nos habla específicamente de la culminación de algo que empezó o que iniciamos con la última luna nueva en Capricornio el pasado mes de diciembre; estaremos culminando con algo o presenciaremos un final de algo. 

En el año 2015, Plutón tocó justamente el grado 13° de Capricornio en tres oportunidades, generando procesos de transformaciones importantes a nivel personal y mundial; impulsandonos a enfrentar miedos y oscuridades. En enero del 2019,  Saturno entró en Capricornio, obligándolos a asumir responsabilidades y algún tipo de compromiso; luego en febrero del 2020 es Júpiter quien entra a Capricornio expandiendo nuestra fuerza y nuestra fe. A pesar de las circunstancias, el día 5, la energía de este eclipse y el regreso de Saturno retrógrado en Capricornio, el primero del mes, nos mostrarán la culminación de todo ese trabajo y aprendizaje por el que tuvimos que pasar durante todo ese tiempo.

Nuestro foco se centrará en el análisis de todo lo que perdimos, de todo lo que logramos, de todo lo que aprendimos, de todo a lo que nos enfrentamos y así podremos cerrar ese ciclo sin dejar ninguna tarea pendiente y seguros de dirigirnos con fuerza hacia el inicio de un nuevo periodo de logros y éxitos.

TIEMPO DE SANAR Y SEGUIR AVANZANDO

Como ya hemos ido aprendiendo a través de las Raíces Astrales, todos los planetas y luminarias se mueven, se estacionan, retrogradan y cambian de energías. El día 11, Quirón, que es un astro menor que oscila entre Saturno y Urano y que en la mitología griega se le representaba como un maestro sanador hijo de Saturno, entra en su fase retrógrada a los 9° del signo de Aries; esta retrogradación nos impulsará a sentirnos diferentes al resto, y nos mostrará la necesidad de sanar nuestras heridas internas. La reflexión y el reconocimiento de nuestros errores nos harán pensar en todo lo que hemos venido haciendo para lograr ver y entender que todas nuestras acciones conllevan un efecto en nosotros y en los demás y que está en nuestras manos que tales efectos sean negativos o positivos. 

La energía de Quirón retrógrado nos invitará a darnos la oportunidad de sanar, de valorar y de entender los procesos y de aceptar que los sucesos del pasado no tienen porque afectar nuestro presente si nos damos el permiso de sanar lo que tengamos que sanar de una vez y para siempre.

MERCURIO AVANZA DE NUEVO

A partir del día 12, además de tener la oportunidad de sanar que desde el día anterior nos regalará Quirón, también tendremos claridad en nuestros pensamientos; lograremos expresar cada una de nuestras ideas y cada mensaje llegará perfectamente a los demás, porque Mercurio terminará su retrogradación, pasará unos días estacionado, hasta el día 15 que continuará su tránsito por el signo de Cáncer, haciéndonos más conscientes de nuestra inteligencia emocional, de nuestra sensibilidad y de nuestra capacidad de desprendernos  de los hechos del pasado para seguir en nuestro camino de evolución como seres individuales y como parte de una gran familia llamada humanidad.

Con Mercurio directo, se activaran las comunicaciones, y para nosotros como comunidad migrante será un importante momento en donde se empezarán a activar nuestros trámites migratorios que se vieron perjudicados con el tema coronavirus y aún más con la retrogradación de Mercurio. Todo lo relacionado con documentación, entrevistas, escritos, firmas, viajes, traslados, conversaciones, negociaciones, empezará a moverse y a fluir más rápidamente una vez que Mercurio empiece a avanzar.

EL INICIO DE ALGO NUEVO

El día 20 tendremos la hermosa energía de la Luna Nueva en el Signo de Cáncer, señalandonos el comienzo o el inicio de algo relacionado con el hogar, la familia, la madre, el pasado, las raíces, la patria, pero también esta Luna Nueva se estará dando en oposición a Saturno en Capricornio indicándonos un freno o alguna limitación en nuestros esfuerzos. Será necesario que busquemos formas de estabilizar nuestras emociones para que podamos hacernos cargo de nuestras responsabilidades y podamos ver iniciados esos deseos y objetivos.

FELIZ RETORNO SOLAR QUERIDOS NÓMADAS LEONINOS

El día 22 el Sol ingresará al signo de Leo, por lo que no puedo dejar de desearles un feliz cumpleaños a mis nobles y valientes lectores leoninos.

Con la entrada del Sol en Leo necesitaremos mostrarnos al mundo; buscaremos demostrar nuestros talentos, nuestra valía y el reconocimiento de los demás será de suma importancia. Será un tiempo para destacar, para brillar, para divertirnos y sentirnos libres. Afortunadamente, Mercurio estará haciendo un Sextil a Urano que favorecerá esta necesidad de independencia y libertad.

GRAN ACTIVIDAD ENERGÉTICA

Queridos lectores, finalizamos el mes muy activos; el día 27 Mercurio estará cuadrando a Marte provocándonos cierta irritabilidad. Será importante el trabajo en nuestra agresividad en nuestras formas de procesar las rabias; deberemos evitar la impulsividad y cuidar lo que decimos ya que las palabras dichas sin pensar nos pueden traer conflictos de los que podemos arrepentirnos. 

Venus también estará haciendo una Cuadratura pero al planeta Neptuno inclinando la energía hacia las confusiones, los engaños y la falta de claridad. Cuidado con los compromisos que hagamos durante el final de este mes,  tanto a nivel de relaciones como económicos. El día 30 tendremos una Oposición entre Mercurio y Júpiter que nos invita también a cuidar lo que decimos; puede que hablemos de más o exageremos nuestras palabras, lo que nos puede traer problemas. Este mismo día Mercurio también hará un Trígono a Neptuno invitándonos a conectar con nuestra parte más sensible, suave y empática, lo que nos puede ayudar a sopesar todos los otros aspectos tensos de final de mes.

Así mis queridísimos nómadas, cerramos un mes bastante activo que nos sigue invitando a transformarnos y a cambiar conscientemente hacia el camino del amor, de la empatía, el entendimiento, la sanación, el perdón, el cuidado de nuestro planeta y de la salud de cada uno de nosotros para finalizar este ciclo e iniciar otro que nos lleve a la consecución exitosa de todas nuestras metas y hacia el camino de un mundo mejor para todos.

Me despido de ustedes como siempre, enviándoles inmensos e infinitos abrazos de luz.