Queridos nómadas, me encuentro feliz de poder escribirles nuevamente, sobre todo porque el Arcángel del que voy a hablarles en esta edición es para mí sumamente especial, me conecto con él y su hermosa energía prácticamente a diario, él me acompaña, me ayuda, sana de mi y de los míos, me llena de vida, me ayuda en mi trabajo, me conecta con la esperanza y a través de su luz puedo conectar con mi don de la Sanación con el que puedo ayudar a tanta gente.

Sanador y cuidador del mundo

Les estoy hablando del Arcángel Rafael, a quien hoy le pido especialmente, les cubra con su rayo verde esperanza y les ayude a vivir una vida plena y con abundante salud, desde cualquiera que sea el lugar del mundo donde hoy están leyendo estas líneas.

El Arcángel Rafael, es uno de los Arcángeles con la misión del cuidado de la madre tierra, de su salud y su buen funcionamiento, es el patrono de los médicos y de los sanadores espirituales.

Patrón de Nómadas y Peregrinos

Su nombre significa «medicina de Dios». Él es el jefe de los ángeles sanadores, pero también se dice que, es el patrón de los nómadas, viajeros y peregrinos; por lo que no tengo la menor duda que él nos acompaña y nos guía en este viaje, que cada uno de nosotros emprendimos, desde nuestros países para buscar una mejor vida, para vivir nuevas experiencias, para iniciar nuevos estudios o para cualquiera que haya sido el motivo por el que hacemos este peregrinar, lejos de nuestra casa, lejos de nuestro país.

Rafael es un arcángel venerado por el catolicismo, por la iglesia copta, la ortodoxa, por el judaísmo y por el islam, pero como ya bien sabemos, como todos los ángeles, él no pertenece a religión alguna, y si lo invocan el vendrá en su ayuda, independientemente de cuales sean sus creencias.

Verde, luz de la sanación y la verdad

Sus funciones principales son: la curación, la consagración y la verdad. Se le representa vestido de verde, es el Arcángel de la curación ( física, emocional, mental y espiritual). El hace que recordemos que nuestro cuerpo, es el instrumento más importante para que nuestra alma evolucione en este plano terrenal, nos ayuda a mantener en equilibrio nuestras emociones y nuestra salud física y mental.

También, es el patrón de los ciegos, de los farmacéuticos, de las enfermeras, de los médicos, de los herbolarios y de los terapeutas.

Podemos llamarlo para pedirle salud si estamos pasando por un mal momento o un malestar, pero también podemos pedirle que nos siga manteniendo sanos, en caso de que nuestra salud funcione equilibradamente y en perfecto estado, él ayuda también a controlarnos en caso de adicciones, nos guía para que borremos la negatividad, nos apoya y nos ayuda a borrar el pasado, a vivir el presente.

Poder de la Verdad y Visión de futuro

Además, nos brinda una buena y clara visión de futuro, muy importante ayuda para nosotros, la comunidad de Nómadas con Raíces del mundo, que necesitamos retomar nuestra vida con una amplia visión de futuro, desde otro lugar distinto, con otras costumbres y otra cultura diferente a la nuestra.

El también representa el poder de la verdad y de la visión, nos ayuda a lograr concentración y una verdadera percepción del mundo, por lo que también nos ayuda a desarrollar nuestra Intuición.

Jueves es su día

Por ser también el patrón de los viajeros, podemos llamarlo y solicitar su ayuda, cuando planificamos un viaje: para que todo fluya sin ningún contratiempo, para que no se presenten problemas con el equipaje y para que reine la armonía y entendimiento entre las personas relacionadas con dicho viaje; también podemos pedirle que no se produzcan turbulencias si el viaje es por avión, o para que tengamos un viaje tranquilo y seguro si debemos viajar por tierra.

Su día es el Jueves, por lo que es ideal tal día para solicitar su ayuda, aunque pueden solicitarle siempre que lo necesiten y él vendrá rápidamente en su ayuda; si lo invocan en unión al Arcángel Miguel, el poder y la energía de Sanación aumentarán considerablemente eliminando muy rápidamente, la situación por la que les han invocado, el miedo y el estrés.

Práctica de respiración energética

Existe un fácil ejercicio que pueden realizar para sentirse protegidos y para que actúe siempre sobre ustedes su energía de Sanación, es el siguiente:

1. Invocalo, llámalo, repite su nombre tres veces.

2. Cierra los ojos, concéntrate en tu respiración y hazlo profundamente, inhalando por la nariz y exhalando por la boca.

3. Visualiza que al inhalar, una luz verde entra por tu nariz, llena tus pulmones y todo tu organismo, sanando todo tu cuerpo, luego, al exhalar, visualiza la misma luz verde sanadora, saliendo por tu boca y  expulsando de tu organismo todo malestar, todo dolor, toda rabia, toda negatividad, sanando todo tu cuerpo.

4. Repite las respiraciones profundas todo el tiempo que consideres necesario, visualizando con cada una de ellas la luz verde que entra y sale de tu organismo, limpiando y sanando cada una de las células de tu cuerpo.

5. Al culminar, muévete poco a poco y abre tus ojos con calma, da las gracias al arcángel Rafael por su luz que todo lo purifica y todo lo sana.

Verás que al terminar, te sentirás fuerte, sano y renovado.

Con este hermoso y relajante ejercicio, me despido de ustedes, esperando encontrarme de nuevo con mis Nómadas preferidos en la próxima edición, en donde seguiré compartiendo con ustedes mucha luz y todo mi conocimiento sobre los maravillosos ángeles y mucho más.

 Para finalizar, deseo para ustedes queridos colegas, que la energía del rayo verde sanador del Arcángel Rafael mantenga sanos sus cuerpos, sus mentes y sus espíritus, les acompañe siempre y nos permita seguir conectándonos cada día más, con muchos muchos más Nómadas con Raíces en todo el mundo.

¡Abrazo de luz para todos!