Comienza un nuevo año y como todo inicio trae la energía para ponerse serio con la concreción de metas y objetivos. Aprovechemos ese potencial del principio de año y generemos un plan de propósitos que nos permita ver los propósitos materializarse.

Todos hemos hecho listas de propósitos para año nuevo, no un año, dos o tres, algunos hemos sostenido este hábito por décadas, sin embargo, casi siempre ese listado es olvidado a la tercera o cuarta semana de enero, sin casi ninguna esperanza de llevarse a cabo; la rutina se apodera de nuestras agendas y los propósitos con suerte se quedan en una linda carta que nos escribimos y guardamos en una caja especial, así que rápidamente son convertidos en buenas intenciones, y no siempre la intención es lo que vale, esos propósitos son estériles, no se concretarán a menos que sea por el azar o la buena fortuna, si es que tales cosas existen.

Lo que ocurre, es que nuestros deseos son muy válidos, nuestro propósitos valiosos, pero no llevamos a cabo un plan, con fechas, recursos, pasos, etc., en el mejor de los casos enumeramos una serie de propósitos, anhelos y metas, pero sin detenernos a pensar cual será el procedimiento que usaremos para concretar esos deseos, como si hacer una lista de nuestras recetas de cocina favoritas fuera suficiente para comer esos platos que están listados.

Este año, el primer propósito de la lista de cualquiera que quiera verdaderamente notar cambios en su vida y obtener esos objetivos perseguidos año tras año, debe ser tener un plan que lo lleve a concretar sus anhelos y luego sostener su interés a lo largo del año. Este artículo propone un método sencillo para llegar al próximo diciembre con los propósitos cumplidos o al menos en proceso.

Sigue este plan_

Primero_

Formula tu lista como cada año, mientras más específico sea tu propósito más fácil de concretar, por ejemplo, si tu meta es comprar una vivienda, pues incluye datos como el dinero que tienes ahorrado para ello, la cifra que te hace falta, lugar donde la deseas, tamaño, condiciones, precios por mts2 de la zona, entidades crediticias, etc.

Tip: Mi recomendación es no tener más de 10 propósitos, el número ideal es entre 5 y 7 en promedio.

Segundo_

Luego de eso clasifica ese listado en otras sub-listas que aportarán pistas de cuáles propósitos llevar a cabo primero, basado en cuatro aspectos importantes que nos ayudarán a definir con cuál propósito comenzar.

Tip: La meta más fácil de concretar nos llevará rápidamente a obtener el estímulo necesario para seguir adelante con el siguiente ítem de la lista.

Realiza las listas clasificando tus propósitos según los siguientes criterios:  Orden de prioridad; recursos necesarios, tiempo de ejecución y grado de dificultad.

La primera lista, ordena tus metas en orden de prioridad, de más a menos importantes y asígnales un puntaje, la más importante se lleva el puntaje más alto.

La segunda lista, enumera tus propósitos considerando los recursos que necesitas, donde el puntaje menor esta vez se lo llevara el propósito que más recursos necesite, y nos referimos a recursos en cuanto a tiempo, dinero, esfuerzo, bienes materiales, inclusión de otras personas, etc.

La tercera lista es la de tiempo de ejecución, aquí ordenarás tus propósitos por orden de rapidez en llevarse a cabo, a mayor inversión de tiempo asignarás menor valor y a la más rápida el mayor valor.

La cuarta clasificación es dificultad, nos referimos a asuntos que escapan de tu capacidad de resolución, en este rango, la más sencilla o menos compleja es la que se puede ejecutar solo con tu esfuerzo propio y se lleva el mayor puntaje. La más complejas son las que requieren más pasos para llevarse a cabo, y dependen de variables que se escapan de nuestras manos, esas se llevan el menor puntaje.

La quinta y última clasificación es la de resultados: Una vez tengas tu lista ya calificada procede a sumar los valores que le diste a cada propósito en cada rango, la primera meta en llevarse a cabo, obviamente será la que sume más puntaje.

Tercero_

Ahora que ya tienes tu lista de propósitos definitivos, ordenados, clasificados, hay que proceder a elaborar un plan, un mapa de rutas o una receta de cocina para cada uno de ellos, para cada propósito. Comienza por enumerar la lista de ingredientes que necesitas, y tal como en una receta de cocina, describe en un párrafo los pasos a seguir uno a uno para llevar a cabo cada propósito.

Cuarto_

Por último, haz un calendario de 12 meses, en el que incorporas cronológicamente cada paso de cada propósito en el mes que corresponda.

Tip: Por cada propósito asigna un color.

A continuación, encontrarás un ejemplo con tres propósitos para que ilustre de forma práctica lo que hemos explicado en este método:

  •  Propósito 1.  Perder 10 kilogramos.
  •  Propósito 2.  Emprender mi propio negocio.
  •  Propósito 3. Conocer otro continente.
Propósito Prioridad Recursos Tiempo Dificultad Resultados
Perder 10 kilogramos 3 3 2 3 11
Emprender mi propio negocio. 2 1 1 1 5
Conocer otro continente. 1 2 3 2 8

En el ejemplo: Perder 10 kilogramos fue la meta que ganó como principal.

Ingredientes:

  • Hacer un plan alimenticio
  • Inscribirme en un gimnasio
  • Llevar la comida al trabajo
  • Tener meriendas saludables en la cartera que me permitan no caer en tentaciones
  • Beber mucha agua
  • Descargar app de seguimiento dietético

Acciones:

  • Comenzar en enero con el plan dietético
  • Comenzar una rutina de ejercicios (Hay que ser muy específico: Algo así: lunes, miércoles y viernes: caminatas de 45 minutos, martes y jueves: gimnasio)
  • Suprimir comida no apropiada de las compras de víveres. Sustituirlas por meriendas más saludables.
  • Mantener el control de ingestas de comidas e hidratación.
  • Mes a mes llevar el control de peso
  • Mes a mes disponer de dos fechas para permitirse unas “salidillas” del plan alimenticio.
  • Tomarse fotos cada mes para verificar el proceso
  • Tomarse medidas corporales mes a mes.
  • Cada 2 meses premiarse por metas cumplidas.

Esperamos que este sencillo método sobre productividad te acerque más a la ejecución de tus propósitos para el 2019.

Si deseas conocer más  sobre cómo planificar y concretar tus objetivos, sin procrastinar, no dudes en contactarme.