Solemos hablar sin prestarle real “atención” a la “intención” que le asignamos a lo dicho. La palabra posee el poder de una bomba atómica, y aunque esta comparación les parezca exagerada, no lo es.

Pensar, más bien sentir, tan sólo un instante en el impacto de una simple palabra: “Te Amo” o “Te odio”; “Eres tonto”, “no sirves para nada”, o por el contrario, “que buena eres”, “eres maravillosa”

Palabras tan, en apariencia, simples pueden marcar la vida de cualquier ser humano. En este momento a cada uno de ustedes que leen, han recibido un impacto brutal directamente proporcional a la experiencia personal.

Cuando era niña, mi abuelo siempre me pedía que le acompañara, afirmando que yo tenía muy buena orientación, y es que tan sólo tenía unos cinco años. Lo cierto es que hoy día, me oriento muy bien en cualquier espacio y si me pierdo salgo, resuelvo y reencuentro el camino.

Mi abuela, ante mis situaciones o quejas de adolescente me preguntaba: “…y cuál es el problema mija?”  Me escuchaba pacientemente, para luego responderme con esta afirmación: “Hoy amaneció, está viva, hoy tiene la oportunidad de ser, hacer, vivir; siga adelante…”; por simples que parezcan estas palabras, estas escenas, a mí se me quedaron tan grabadas en lo profundo que es lo que siempre me ayuda a salir adelante, incluso cuando he estado mordiendo el polvo, es lo que me ha levantado.

El sábado 1 de diciembre 2018 se celebró la ceremonia de entrega de los premios Suncoast Regional Emmy 2018, donde han otorgado premios a dos documentales con protagonistas venezolanos, cuyos equipos están conformados por latinoamericanos y en su mayoría venezolanos, todos en equipo construyendo con intención y atención en una sola dirección, lanzando como mensaje global y certero que TODO ES MENTE, y que muchas mentes enfocadas en una sola dirección generan cambios, los cuales, un instante antes, se creían imposibles. Producción, equipo técnico, camarógrafos, editores, directores, guionistas, actores, protagonistas todos conectaron sus mentes, palabras y acciones en una misma dirección de intención y atención logrando la realización de: El poder de un Post idea original de Marco Pérez, Nelson Bustamante y Antonio Torrealba y Más Allá de mis manos basado en el libro, original de Franklin Mejías Castellanos. Ambas historias nos hablan de situaciones límites, historias de vidas al borde de la muerte física y moral y de cómo se han reconstruido.


Me atrevería a decir, a afirmar, que el poder de la oración que tanto nuestras madres, abuelas y muchos otros, más atrás en la historia también practicaron, hoy en este mundo que parece inclemente, inhóspito y loco, se revitaliza cobrando nuevas dimensiones, haciéndonos conscientes de su verdadero poder y de nuestra responsabilidad en cada suceso, tanto en nuestras vidas, como en la de aquellos que nos rodean. Las palabras no siempre se las lleva el viento, y si se las lleva, en alguna mente cae y echa raíces. He allí el poder de las palabras, de la intención y atención con la que son emitidas.

Os recomiendo ver en profundidad ambos videos, y desde aquí GRACIAS-GRACIAS-GRACIAS, a todos y cada uno de los responsables de que estas producciones fuesen realizadas, gracias a Marco Pérez y a Franklin Mejías Castellanos por su trabajo, por ser ejemplo de crecimiento, de vida, de una diáspora maravillosa que conquista nuevos horizontes, convirtiéndose en Nómadas con Raíces, y comunicar que, en definitiva…

TODOS SOMOS UNO, y siendo UNO estamos en el TODO.