EmilPacheco
Emil Pachedo   
NCR-Agosto-2019

Lo que tienen las madres latinas inmigrantes en España y en cualquier otro país, lo motorizan desde la maternidad y lo aprenden con ella. Y es que para ser inmigrante se requieren muchos recursos.

Se necesitan gestiones de tipo oficial entre países y dentro del país en que resides antes de migrar como: Registros de nacimiento, pasaportes, títulos, notas de estudios, etc.

Pero también se requieren recursos humanos, habilidades y fortalezas para lograr integrarse socialmente al país receptor.

Te quiero enumerar solo algunas de habilidades y fortalezas para probarte que, como madre latina inmigrante, ya las tienes.

VALENTÍA

Para actuar a pesar del miedo que te produce la incertidumbre de no saber y no controlar todas las variables.

Tú como madre, también has actuado buscando recursos, hablando con alguien, haciendo algo que ayude a tu hijo a salir de una situación claramente inconveniente, como una enfermedad, por ejemplo.

Las madres latinas inmigrantes son valientes

CLARIDAD DE METAS

Tener claro para qué queremos estar en el país al que emigramos, nos protege durante las recaídas emocionales, cuando extrañamos a la familia, amigos y ambiente.

En esos momentos recordamos nuestro objetivo… y se nos pasa, je je je como a la ranita del chiste. (cuéntame si eres venezolana y si sabes del chiste). Porque el deseo de lograr ese objetivo, es más grande que tu nostalgia.

Cuando somos madres tenemos claro que queremos lo que para nosotras es mejor para nuestros hijos: educación, salud, ambiente seguro, y lo podemos describir con detalle.

Y esa claridad nos hace saber o al menos intuir, cuando algo aporta o no al logro de esa meta. A que consideraste estos objetivos a la hora de elegir a cual país emigrar.

Las madres latinas inmigrantes tienen metas claras

CURIOSIDAD

Para tener interés en indagar acerca de las leyes, sistema social, geografía y cultura del país destino. Esa curiosidad nos lleva a aprender.

¿Cuántas hemos curioseado acerca de la familia de los amigos de nuestros hijos?

Con el genuino interés de conocer el ambiente y los valores en que se desenvuelven, y además orientar y proteger a nuestros hijos contando con mayor información.

Las madres latinas inmigrantes tienen curiosidad de aprender

FLEXIBILIDAD

Para aceptar y usar esas nuevas maneras de hacer y decir algo, de usar nuevos productos. Esos que descubrimos con curiosidad.

No se trata de desechar u olvidar nuestra forma de hablar, por ejemplo, se trata de ampliar nuestro vocabulario. No empeñarnos en decir cambur, si sabemos que le llaman banana, y nuestro claro objetivo es comprar esa fruta. No es dar clases de vocabulario latino.

Aún me acuerdo cuando tenia la bacinilla de orinar y popo y los juguetes de mi niña en la cocina, algo impensable para mi, antes de ser madre.

Jugar a la muñeca con una pelota a la que le pintas ojos y boca, es signo de flexibilidad y creatividad. Batear un balón de fútbol, ponerse los zapatos al revés, y muchas cosas más nos ha probado que podemos ser flexibles.

Las madres latinas inmigrantes son flexibles y adaptables

HUMILDAD

Las madres latinas inmigrantes salimos de nuestros países, generalmente con experiencia laboral y profesional. Sin embargo, en algunos casos, temporal o definitivamente, no podemos ejercer nuestra profesión.

No llegamos exigiendo que nos traten de doctora o licenciada, etc, no ponemos nuestros títulos y reputación con soberbia. «Aunque lo bailao no nos lo quita nadie».

Sin ínfulas de sabelotodo y con humildad de sabio, demostramos nuestro profesionalismo, puntualidad, y atención, en aquello que hagamos. Y preguntamos el, ¿cómo se hace esto aquí?: esto que llevo haciendo por años en mi país.

Las madres hemos tenido que aceptar muchas veces que no tenemos el control de nuestros hijos, y que no nos las sabemos todas. Eso, entre otras experiencias, nos ha enseñado a ser humildes.

Las madres latinas inmigrantes tienen humildad

Uno de los pilares de la autoestima es el reconocimiento de las propias habilidades. Valorarlas y usarlas nos mantiene en un estado mental saludable para lo que venga.

Sobre las madres latinas inmigrantes te he comentado 5 recursos que ellas tienen, o que podrías aprender para llevar la fiesta en paz, es decir, para integrarte al país que has elegido para sembrar tus raíces.

Seguramente, tú sabes y tienes más recursos aún, que has usado como madre y como inmigrante. ¡Coméntalos y sigamos adelante!

Puedes contactarme para acompañarte personalmente en tus objetivos y superación de obstáculos.

Sobre la autora:
Emil Pacheco Sandrea, coach personal, te acompaña en el viaje a tu éxito, a hacer una inmersión en ti y construir la mujer que quieres ser. Todo empieza por tí.