Todo ha cambiado desde que hemos bajado nuestro ritmo de vida cotidiano. Las calles y ciudades del mundo completamente solas; sin vida humana; Los animales se abren paso y reaccionan durante la cuarentena; vuelven a tomar lo que algún día fue suyo y se aventuran a ocupar un paisaje urbano nunca antes visto.

No todo es malo en esta cuarentena; estar aislados del mundo ha ayudado a nuestro planeta en la disminución de la contaminación ambiental y en los animales aumentando su reproducción. Esta pandamenia les ha traído un efecto muy positivo y satisfactorio, tanto para ellos como para nosotros.

Gracias a la reducción de la polución, vemos grandes cambios en nuestro planeta. Por primera  vez en décadas visualizamos aguas claras, paisajes, monumentos, montañas en todo el mundo que antes no se habían visto. En cuanto a los animales, al no escuchar ruidos ni movimiento humano en las ciudades se ven atraídos a explorar nuevos terrenos.

“LA NATURALEZA TIENE MEMORIA. CUANDO A UNA  ESPECIE LES ARREBATAMOS  SU ESPACIO POR INSTINTO ELLOS VUELVEN A RETOMARLO”

Esto es una simple muestra; si la etnia humana se llegara a extinguir, rápidamente los animales volverían a tomar su ámbito. Vemos cómo se manifiestan algunos animales que pensábamos que estaban ya extintos. Al coincidir la primavera con la pandemia, animales que no se reproducen habitualmente por la contaminación y presencia humana, ahora vemos en nuestras playas nacer nuevas vidas, como lo son las tortugas marinas; ellas cada dos o cuatros años se dirigen a las playas donde nacieron a incubar sus huevos y gracias a la pandemia ha aumentando su reproducción

Con la reducción de vehículos a motor,  barcos industriales, turísticos y los autobuses, la calidad de vida acuática ha mejorado  drásticamente, en ríos, mares y océanos, lo que ha traído como consecuencia positiva una mejor calidad para el desarrollo de las especies.

Los ambientalistas aseguran que en esta pandemia del Coronavirus, el más beneficiado es el planeta y que vivir en un ambiente contaminado como lo llevábamos haciendo durante años, podría ser incluso más peligroso que el Covid -19.

El planeta nos está hablando y nos dice que es urgente tomar medidas en lo relacionado con la contaminación estando en peligro todos los seres vivos. Tenemos que tomar conciencia  de que no es necesario tener una pandemia que nos aisle en nuestras casas para mejorar la crisis climática.

Tristemente el cambio es temporal, no es permanente  y no es suficiente.

“Todos juntos debemos y podemos lograrlo, ayuda a nuestra madre Tierra”