¿Te has preguntado cuánto te afecta el estrés?

Hoy en día vivimos rodeados de elementos o agentes estresores, estos forman parte de nuestra de cotidianidad. Algunos de ellos son controlables en mayor o menor medida, pero la realidad es que no podemos ejercer ningún control sobre la mayoría, en consecuencia, nuestro equilibrio psicológico y físico se ven afectados

El estrés está definido como una reacción de nuestro organismo ante una amenaza externa o un desafío, lo cual supone una respuesta que preserva nuestra vida y nos ayuda a superar momentos complicados. Pero si esta respuesta se sostiene en el tiempo, genera consecuencias muy perjudiciales para nuestra salud en general, aunque la más afectada es nuestra salud psicológica, llegando a desencadenar trastornos ansiosos o depresivos, por ejemplo.

Por desgracia, evitar el estrés es prácticamente imposible, pero si podemos mantenerlo “a raya”, es decir, bajo control para minimizar sus efectos devastadores.

Existen estudios científicos que demuestran la eficacia de muchas actividades en el control del estrés, como lo son las manualidades. Estos estudios han resaltado que, sea cual fuere la actividad que desempeñemos con este objetivo, debe captar nuestra atención y por ende mantenernos concentrados, empleando cierto grado de creatividad. De esta manera tu cerebro se encargará del resto del trabajo desestresante.

¿La Razón? Cuando conseguimos cierto nivel de concentración sostenido en un proyecto creativo, nuestro cerebro, como por arte de magia, comienza a liberar sustancias como la dopamina, el neurotransmisor de la recompensa; endorfinas que nos proporcionan sensación de bienestar y serotonina responsable de nuestro buen humor.

Tejemimaneje es un proyecto de formación que tiene como objetivo explicar, desarrollar y enseñar técnicas de tejido de fibras, para que puedas contar de por vida con la mejor herramienta contra el estrés y sus consecuencias, así como también acompañarte día a día en la comprensión de este problema que aqueja a nuestra sociedad.

El tejido es una auténtica actividad terapéutica de acompañamiento, porque comprende varios elementos que trabajan en conjunto cuando lo practicamos:

  • Trabajamos en nuestra motricidad
  • Empleamos la imaginación
  • Desarrollamos habilidades de cálculo y espacialidad
  • Expresamos nuestra creatividad
  • Aumentamos nuestra autoestima retándoos con proyectos nuevos y obteniendo productos terminados con nuestras propias manos.
  • Ampliamos nuestra paciencia y nuestra constancia.
  • Construimos nuevas y mejores relaciones interpersonales, mientras compartimos una afición.

¡Bienvenidos a esta nueva aventura!

“Volvamos a lo sencillo para eliminar de nuestra vida el caos y reconectar con nuestra esencia”