Nómadas con Raíces
Nómadas con Raíces  NCR-Julio-2019

Hay historias maravillosa que siempre queremos destacar, como esos Nómadas que llegan sin nada a echar sus raíces y lo terminan haciendo, incluso con mucho éxito, como es el caso de estas 2 venezolanas, madre e hija, que ya llevan 2 peluquerías. En esta entrega Historia Nómadas de Éxito peluquería Elizabeth’s

NCR: Dos Elizabeth, madre e hija, nos encantaría que nos relataran esa historia al venir a vivir a España. ¿Desde cuándo viven aquí? ¿Cómo fue esa experiencia al venir? ¿Se vino la familia completa? Y ¿Por qué España?

Elizabeth: Bueno hace 13 años que vine a este país porque me invitó una gran amiga a visitarla y bueno, me encantó cuando llegué, de verdad que me encantó mucho, y vi mucho futuro. Se sabe que como ya venía con mi profesión, como peluquera, me dí cuenta que no lo podía hacer, porque no es fácil comenzar un negocio o una profesión recién llegada, pero de todas formas fui haciendo otros trabajos como limpieza de casas, atendí varios señores mayores, más que todo señores enfermos, también llegué a cuidar niños, pero no dejaba de ofrecer mi servicio de peluquería porque sé una cosa: que mi trabajo lo llevo en mis manos, lo podía ofrecer en cualquier momento, cogiendo clientes iba a su casa, lo hacía a domicilio, hasta que pasaron los tres años y que obtuve mi documentación, y ahí me di cuenta de que podía ya comenzar con mi propio negocio; con mucho entusiasmo, con mucha alegría, apenas me dieron mi NIE dije: este es mi momento, aquí voy con toda la fuerza.

Elizabeth hija: Al poco tiempo de haber llegado mi madre, me vine con mi hijo, siempre con la ilusión de conocer Europa, lo teníamos muy claro desde el principio: España es un país realmente precioso, fue amor a primera vista desde que llegamos. No fue muy fácil, pero siempre hubo mucha constancia, todos los días un granito de arena, de salir a la calle, de conocer gente, de buscar la manera de salir adelante. España te da esa oportunidad, realmente te la da; aunque estábamos ella y yo solas con mi hijo, pudimos salir adelante.
Tres años sin documentación donde me tocó trabajar en las casas limpiando o de camarera, pero además siempre con mi madre atendiendo a algunas clientas para sus cabellos, arreglandoles, aconsejandoles, y cuando llegó la hora de solicitar mi documentación, juntos mi hijo y yo salimos adelante, comenzamos a trabajar en otro tipo de trabajo pues pude entrar a trabajar en algunas peluquerías; unimos fuerzas con mi madre y ya montamos la primera peluquería: era muy pequeñita, sólo cabíamos ella yo, la gente esperaba afuera; hoy en día, con el pasar del tiempo y con mucha constancia, sacrificio y dedicación, ya tenemos dos en funcionamiento, una en Torremolinos y otro en Marbella.

NCR: ¿Cómo comenzó la Peluquería Elizabeth’s? ¿Cómo fue su experiencia en el crecimiento del negocio? ¿Nos cuentan un poco esa maravillosa historia de éxito y emprendimiento?

Elizabeth: Cuando ya teníamos año y medio en ese local pequeñito, ya se nos hacía pequeño el local, entonces hablamos con el dueño del otro local y le dijimos “mira ¿nos puedes ceder este que es más grande?”, así ya no teníamos un solo lavacabezas sino dos lavacabezas y dos sillas para trabajar, ya teníamos una sala de espera, así fuimos creciendo y eso nos dio más ánimo para continuar con nuestros trabajos atendiendo a nuestras clientas para que ellas también se sintieran más a gusto, y así trabajando fuimos obteniendo más beneficios. También tuve una gran ayuda de la junta de Andalucía que me dio una subvención, fue un dinero para invertir en el negocio, ahí fue cuando obtuvimos una registradora y luego pusimos otro lavacabeza, compramos más secadores, más productos, y otras cosas y le vimos más crecimiento al negocio, lo que nos ha venido muy bien.

Elizabeth hija: De verdad que esa ayuda fue muy importante en ese momento para nosotras, para poder invertir en la segunda peluquería que teníamos en Torremolinos y era mucho más grande. Además, en el crecimiento del negocio tuvo mucho énfasis el “boca a boca” de todas las clientas, poco a poco se fue corriendo la voz que las venezolanas estaban trabajando en Torremolinos, y también nos ayudó muchísimo haber hecho un trabajo maravilloso con las redes sociales, de la mano de Norman Reyes y Andreína Ayala, fue para nosotros un trabajo muy profesional el que ellos hicieron, al igual que con la página web, así las redes sociales han ido creciendo como una pelota de nieve cada vez son más grande, tenemos más seguidores y más gente que apoya nuestro trabajo y lo admira.
Para nosotras ha sido también un impulso muy grande tener el sello ”Venezuela” presente, siempre muy presente en el negocio, y cada vez que llega una clienta, sea del país que sea (porque atendemos a personas de muchas partes del mundo), el sólo hecho de decir “somos venezolanas” se le garantiza el resultado del trabajo, y para ello y como parte del crecimiento de nuestro negocio, nos dedicamos a constantes formaciones que hacemos juntas, siempre innovando y creciendo en todo lo que es la teoría del color, las texturas del cabello, cortes y estilos del momento, etc.

NCR: ¿Cuál es la oferta de la Peluquería Elizabeth’s?

Elizabeth hija: Nuestro fuerte en la peluquería aparte de todo lo relacionado con la belleza, son las extensiones, las cuales le pueden dar a cada mujer volumen, largo, estilo, un corte concreto, le pueden cambiar totalmente la vida a una mujer, ¡de verdad que sí!

Elizabeth: Otra de las cosas en la que me he esmerado mucho es con los flequillos y los postizos, comencé haciéndolos a mano y ya después que vi que empezaron las ventas, que les gustó mucho, logré comprarme una máquina de coser y empecé a hacer los flequillos y los postizos en máquina, ahora creo que a diario tengo que hacer dos, tres, cuatro flequillos, porque en cada uno ellos hay un encargo y cada vez les gusta más.

NCR: ¿Nos cuentan alguna anécdota divertida que les haya sucedido durante su vida fuera de su país, y si les dejo alguna lección y cuál fue?

Elizabeth: Aparte de muchas palabras que uno no conoce y eso, en mi país se le llama al flequillo pollina, entonces, cuando comenzamos a trabajar en una de las oportunidades le dije a una clienta: -mira, te puedo secar la pollina- y ella dijo -¿queeee, como es eso que la pollina? y se sonrojó.

Elizabeth hija: Constantemente lo decíamos, ¡Dios mío! siempre es una risa en el salón, siempre…¡jajajaja!

NCR: ¿Cómo podemos encontrarlas? ¿En dónde están ubicadas?

Elizabeth hija: Nuestra web peluqueriaelizabeth.com, en Instagram: @peluqueriaelizabeths, en Facebook: peluqueriaelizabeths.torremolinos.

Siempre estamos actualizando la página y publicando la mayor cantidad de trabajos que hacemos, estamos disponibles y estamos a la orden en nuestras dos sedes tanto en Torremolinos como en Marbella.Trabajamos de lunes a sábado y también con previa cita trabajamos los domingos, trabajamos días feriados estamos totalmente a tú disposición

NCR: ¿Algún consejo de belleza a nuestra comunidad Nómadas con Raíces?

Elizabeth: Yo les diría a todos que, de verdad, estén pendientes de su belleza, ante todo el glamour, porque cuando andamos bellos tenemos ganas de todo, de trabajar más y vamos con alegría.

Elizabeth hija: Siempre una sonrisa, siempre ganas de luchar, siempre levántate y lo primero que tienes que decir es dar las gracias, las gracias de verdad, eso es lo más importante.

NCR: ¿Algún consejo de vida para todos aquellos nuevos inmigrantes que están llegando a España?

Elizabeth: Bueno yo pienso que lo primero que tienen que hacer al levantarse es dar gracias a dios, por estar en este país, porque aquí podemos lograr muchas cosas.

Elizabeth hija: Sí lo pueden lograr, se puede lograr con la constancia y la perseverancia, sí puede salir adelante, y España es un país maravilloso que te puede brindar muchas oportunidades

Elizabeth: Tener mucha fuerza de voluntad, mucho valor sobre todo, siempre digo valor; tengan la edad que tengan, porque no me vine niña, ni tan joven como mi hija, me vine con unos años, pero con mucha fuerza, con ganas y valor.

Elizabeth hija: El sol sale para todos, es muy importante que siempre lo tengan presente, y salir adelante con mucha fuerza de voluntad

Las 2: ¡Somos unas nómadas con raíces!