El mercado laboral ha cambiado desde hace unos años y para adaptarnos a él es necesario dejar atrás lo de siempre y abrirse a una nueva forma de trabajar, de ser y de estar en el mundo.

Si además sumas que has migrado y ya no puedes trabajar haciendo lo mismo que hacías en tu país, entonces toca reinventarse, conocerte, desarrollar tu potencial y descubrir a qué puedes dedicarte.

Antes el objetivo era prepararse para conseguir un trabajo lo más estable posible, ahora tendrás que reinventarte varias veces a lo largo de tu vida profesional, y para conseguirlo y mantenerte con ganas de seguir adelante incluso cuando las cosas no vayan bien tendrás que saber adaptarte con facilidad a los cambios, desarrollar tu creatividad, ser optimista, tener sueños que te entusiasmen y muchas ganas de aprender.

SIETE CLAVES para reinventarte con éxito

  1. Descubre tus talentos y ponlos al servicio de los demás en aquello que hagas. Analiza en qué cosas eres especialmente bueno/a, singular y diferente, todos tenemos talentos y habilidades especiales, analiza qué es lo que se te da mejor, cuáles son tus puntos fuertes y de qué forma puedes desarrollarlos en un trabajo para que lo que ofreces sea mejor y más útil a los demás. Haz las cosas de forma diferente, si haces lo de siempre los resultados serán siempre los mismos, haz algo distinto y mira ver qué pasa.
  2. Enfócate en crecimiento en lugar de perfección. Muchas veces no avanzamos en algo simplemente porque queremos que salga perfecto, y la perfección es algo que nunca se consigue porque todo es mejorable siempre. Así que para que no caigas en la parálisis por análisis, deja de enfocarte en hacerlo perfecto y enfócate simplemente en hacerlo dando lo mejor de ti en ese momento, salga cómo salga si te pones en marcha y pasas a la acción ya estás creciendo en esa área,  y de eso trata la vida, de crecer y avanzar, te invito a que pases a la acción masiva imperfecta, hazlo como sea pero hazlo, después de pasar a la acción para seguir creciendo solo tienes que hacerte tres preguntas: ¿qué ha funcionado aquí? ¿qué no ha funcionado? y ¿qué se puede mejorar?
  3. Aprende a definir objetivos.Estamos acostumbrados a preguntarnos qué es lo que no queremos y a veces lo tenemos muy claro, sin embargo lo que sí queremos no lo tenemos tan claro. Tienes que aprender a definir lo que sí quieres con claridad para poder ir a por ello, si no avanzas es porque no sabes hacia dónde vas, primero hay que saber hacia dónde quiero ir para poder definir cómo llegar allí. Te invito a que definas tus objetivos profesionales cumpliendo las siguientes condiciones, que sea un objetivo bien definido y específico, no algo abstracto, que sea medible, realizable y alcanzable para ti y que tenga una fecha, que esté acotado en el tiempo. Si no reúne alguna de estas condiciones no es un objetivo claro y entonces no te moverás porque no sabes hacia dónde vas.
  4. Traza tu plan de acción. Una vez tengas definidos tus objetivos traza un plan de acción para conseguirlos, pero no te compliques la vida queriendo definir hasta el último detalle de lo que tienes que hacer, simplemente define el qué y cuándo, los cómo irán apareciendo por el camino y los irás resolviendo sobre la marcha. No es necesario controlarlo todo a veces hay que dejar algunas cosas a la vida y las señales que vas recibiendo por el camino, si tienes claro el qué y para cuando, el cómo aparecerá. Crea un plan de acción de 5 puntos y a por ello.
  5. Establece un compromiso contigo mismo. Comprométete con tus acciones y prepáralas lo mejor que puedas. No te permitas excusas para dejar de cumplir con lo que te has propuesto. Comenzamos los nuevos proyectos con motivación, pero cuando la motivación desaparece porque nos encontramos con un obstáculo ahí necesitamos el compromiso, si estamos comprometidos, aunque nos encontremos un obstáculo en el camino y nos desmotivemos seguiremos adelante porque el compromiso es algo mayor, es poner el 100% pase lo que pase.
  6. Se positivo/a. Aprecia y agradece lo que tienes y has conseguido hasta ahora, y aparta de tu mente los términos limitantes y absurdos como, no puedo, jamás, nunca, cada vez que…, siempre… Si alguien lo ha conseguido tú también puedes, solo tienes que tener la estrategia adecuada y pasar a la acción comprometido 100% con tu objetivo. Recuerda que no hay éxito sin fracaso, todo es crecimiento constante.
  7. Busca lo que realmente te apasiona. Dedícate a algo que te apasione, que te encante y que ames cuando lo haces, no tiene sentido hacer algo que no te gusta simplemente para ganar dinero. Tú has venido a cumplir una misión muy concreta, tu vida tiene un propósito y estar en el camino adecuado para llevarlo a cabo hará que tu vida sea extraordinaria. Busca aquello que amas y que cuando lo das te conviertes en amor.