En los últimos días hemos escuchado hablar en las noticias sobre procesos de regularización masiva de inmigrantes en algunos países de la Unión Europea, como en el caso de Portugal (Regularización exprés en Portugal para inmigrantes sin permiso de residencia), donde el gobierno tomó la decisión de regularizar, de forma provisional, a toda la población inmigrante que haya solicitado residencia o asilo antes del 18 de marzo del 2020; fecha en la que se decreta en este país el estado de alarma. Esta es una medida de solidaridad ante la crisis del COVID-19, así lo explica el Ministro de Administración Interna,  Eduardo Cabrita, quien insiste en que esto garantizará el derecho a servicios de salud y seguridad social durante el estado de alarma a este sector de la población. Además, los permisos de residencia que caduquen desde el 25 de febrero de 2020 en adelante, estarán vigentes hasta el 30 de junio de 2020.

Por otra parte, en Italia, la Ministra de Interior Luciana Lamorgese (Coronavirus: Por Covid-19, Italia estudia regular inmigrantes por falta de trabajadores en el campo) explicó en la cámara de Diputados que existe un borrador que se encuentra en fase de  discusión en el que se propone la regularización de la población inmigrante irregular en dicho país; aunque aclara que se trata solo de regularizar a aquellas personas relacionadas con sectores como ganadería, agricultura, pesca, entre otros; quienes representan aproximadamente unas 200 mil personas del total de las 600 mil que se encuentran actualmente en situación irregular en dicho país. La medida se adoptaría para permitir contratar mano de obra para estos sectores tan necesaria en tiempos de pandemia ya que se ven afectados por la falta de movilidad de mano de obra dentro la Unión Europea.

Estos acontecimientos hacen que nos planteemos la posibilidad de un proceso de regularización masivo de la inmigración en nuestro país, pero ¿Qué sabemos sobre la cultura de Extranjería en España? ¿En qué situación estamos actualmente? 

En España, las políticas migratorias siguen siendo una tarea pendiente debido a que es un país muy joven en cuanto a legislación y gestión de extranjería se refiere. Un país que prácticamente hasta los años 80 no se planteaba más problemas al respecto que los derivados de la migración de su propia población. Es en los años 90 cuando, por presión de la Iglesia y las ONG, se comienza a dar más forma a las Políticas de Estado dirigidas a la regularización y organización de todo el entramado relacionado con Extranjería (Sebastián Escámez) De allí en adelante, se irán sucediendo distintas etapas más marcadas donde el gobierno central dará pasos agigantados para atender la situación migratoria. Sin embargo, si miramos históricamente los procesos de regularización extraordinarios en España, podemos observar (Raquel Aguilera Izquierdo) que se han dado de forma muy diversa y sin seguir una temporalidad.

AñoNº de extranjeros/as regularizados/asPartido político en el
Gobierno
198638.181PSOE
1992109.068PSOE
199625.388PP
2000153.465PP
2001Se estudian solicitudes denegadas en el proceso anteriorPP
2005575.941PSOE

“Especialmente a partir del año 2001, las regularizaciones extraordinarias se han convertido en un fenómeno común en los países del sur de Europa. Así, se han desarrollado procesos de regularización extraordinarios de carácter masivo en España (6 procesos), Italia (5 procesos), Portugal (3 procesos), Grecia (2 procesos), Francia (2 procesos) y Bélgica (1 proceso), cuya eficacia ha sido cuestionada por la Unión Europea. En este sentido, la Comisión Europea considera que estos procesos son un factor favorable al proceso de integración de los inmigrantes; pero también pueden generar más inmigración ilegal.” (Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité́ Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones sobre inmigración, integración y empleo, COM (2003) 336 final; Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones sobre los vínculos entre la migración legal e ilegal COM (2004) 412 final.)

Según estos datos en la Unión Europea, la media de ocurrencia de procesos de regularización extraordinarios es de cada 6,5 años. Podemos ver que en España, independientemente del partido de turno en el Gobierno, hubo cierta tendencia a la regularización de inmigrantes hasta el año 2005; podríamos pensar entonces que el parón de estos procesos, en ya casi 15 años, algo tendría que ver con la evaluación negativa de la Unión Europea ante estas políticas migratorias.

Actualmente  en España se ha desarrollado un proceso de regularización extraordinario en el que se ha otorgado documentación a la población migrante ligada al sector sociosanitario y al sector agrícola. Sin embargo, el gobierno se encuentra ante la presión de distintas ONG, colectivos, CEAR y ciudadanos/as, quienes piden la regularización de la población inmigrante al completo, bajo el lema “#RegularizaciónYa” y “#RegularizaciónUrgente”  ya que representan más de 600 mil personas en riesgo de exclusión ante la situación de pandemia que estamos viviendo. (Ya son 900 las ONG y colectivos piden la regularización «urgente» de migrantes ante la pandemia del COVID-19

Habrá que esperar a que estas campañas hagan efecto y que en el congreso de los diputados y el senado se apele a la solidaridad antes que a la posible reprimenda o juicio negativo de la Unión Europea para dar el paso hacia la regularización masiva y extraordinaria de la población inmigrante. Un proceso de regularización real que atienda a todas y todos y no solo ponga parches a la necesidad de mano de obra en un sector y/o momento determinado.

También te puede interesar :

https://nomadasconraices.com/migracion/los-diferentes-modos-de-obtener-la-nacionalidad-espanola/