Es Otoño: Huele a dulces castañas en toda España.   Cuando nos mudamos a España desde América llegamos un poco asustados, con las expectativas a millón. En nuestro caso llegamos a la ciudad de Málaga, específicamente a la calle Carretería y ese mismo día salimos a recorrer lo que se iba a convertir en nuestro nuevo hogar

Hacía frío, pero un frío hipnotizante y mágico. Una de las experiencias más maravillosas y que más se grabó en nuestros sentidos, ese día y que permanece grabado en nuestros corazones y memorias, es ese olor maravilloso, dulce, atrapante, de las castañas asadas.

Fuimos descubriendo que en muchas partes se consiguen esos puestos callejeros, una suerte de kiosquito o chiringuito con sus asadores portátiles y abrazantes exponiendo a la castaña a un foco calorífico para que sean asadas

Es una maravillosa tradición ver esa columnas de humo, que llenan todo el ambiente de ese dulce olor, por toda la ciudad y nos recuerda lo cerca que está la navidad, y la llegada del invierno.

Las castañas son presentadas en un cucurucho de papel que anteriormente se entregaban en cucuruchos de papel periódico.

La Castaña es Tradición

La castañada es la tradición por excelencia, que marca la temporada otoñal, sobre todo en Cataluña, pero también en el Cantábrico, Galicia, León y Portugal, donde se conoce como el Magosto. Se hace coincidir con la festividad de Todos los Santos, en la víspera del 1 de noviembre., aquí en Málaga, se ven incluso hacia finales de octubre. Esa noche se producen largas colas frente a los modestos puestos de las castañeras para comprar un cucurucho de castañas. El seductor aroma de esas castañas asadas colma el ambiente de muchas ciudades durante unas semanas del otoño… y parte del invierno.

Así que los invitamos a que disfruten de las maravillosas virtudes de la castaña y su envolvente sabor. Les dejo una receta de:

Pastel de castañas SIN GLUTEN

Es muy fácil, es de la chef y youtube mexicana Sonia Ortíz en su canal Cocina al Natural, para que la hagan en familia y les aseguro que si la comparten la preparación con los peques, estoy segura que la disfrutarán muchísimo más. 

¡Hasta la próxima historias de una emigrante!