Ostras!!! o Ostras pedrín!!!

Palabra utilizada para expresar sorpresa o disgusto, Los españoles más jóvenes seguramente no habrán oído hablar de aquel cómic -tebeo se decía entonces- que entre los años cuarenta y setenta narraba las aventuras de Roberto Alcázar y Pedrín, una pareja de detectives creada al amparo de la propaganda franquista. Las expresiones coloquiales que utilizaban el impoluto inspector Alcázar y su joven ayudante se ceñían a lo que en aquellos días se consideraba políticamente correcto, dando paso a una exclamación empleada para mostrar sorpresa frente los acontecimientos que ocurrían ante nuestras narices: ‘¡Ostras, Pedrín!.

Consumidas desde la época de los griegos y los romanos, pero con el pasar del tiempo preferidas por la gente de la alta alcurnia y sociedad, así las ostras pasaron a ser sinónimo de elegancia, prestigio y poder. Se dice que la ostra es afrodisíaca pero es sólo un mito que cada día recobra mucha fuerza, explicación lógica porque son una fuente de energía alta zinc, hierro, calcio y fósforo etc… que con un consumo habitual hace que nuestro riego sanguíneo sea más eficaz y poderoso dándonos esa sensación de fortaleza y vigor, de allí viene el afán de consumirlas hasta reventar, pero si no estamos acostumbrados a tomarlas y nos excedemos, una segura indigestión nos estará esperando.

Gracias a los Ostricultores de todo el mundo ya es más seguro tomar ostras fuera de toxinas, debido a que pasan por un control sanitario minucioso,  además, se pueden tomar todo el año pero en especial de SEPTIEMBRE A MARZO, es su temporada perfecta. Existen diversos tamaños, sabores y texturas, y aunque parezca mentira, hay más de 120 variedades de ostras pero solo unas pocas especies son seleccionadas para su cultivo.

Las mujeres embarazadas o los bebés en estado de lactancia, pueden beneficiarse de sus propiedades ya que la ostra tiene una alta cantidad de vitamina B12, también conocida como cobalamina.

Cada vez somos más los adictos a este manjar del Mar, debido a su sabor alargado y placentero. Debido a la gran demanda, su precio es cada vez más accesible, lo difícil quizás, es encontrar un sitio en el cual nos puedan ofrecer calidad y variedad. En Andalucía, solo muy pocos podemos disfrutar de este «manjar»…

… y yo sé de un lugar en Málaga que ofrece más 16 variedades de ostras y que tiene en su cocina al tercer abridor de ostras de España y Nro. 1 de Andalucía, La Medusa.

¡Hasta la próxima entrega amigos!

Ostrería La Medusa, Calle Santa María no.25, Málaga.