La navidad es quizás una de las fechas más esperadas de todos los años; es época de reuniones familiares, fiestas, regalos y reflexión. Este año 2020 no sólo pensaremos en qué regalos comprar, qué cocinar o qué ropa nos vamos a poner. 

Creo que el mejor traje de este año será poner nuestra mejor sonrisa y reír con los nuestros aunque sea en la distancia. Por muchas razones, este año nos ha dejado mucho en lo que reflexionar, sobre todo que los pequeños momentos de felicidad te traen grandes recuerdos y sobre todo nos ha dejado la mejor lección de todas que la libertada no tiene precio y que no importa lo lejos o lo cerca que uno esté de la familia, siempre tendremos buenos recuerdos y grandes momentos vividos. 

Y como en esta navidad mi prioridad máxima es hacer feliz al máyor grupo de personas con mis postres, les dejo una recetilla para que podáis hacerla en familia y poder tener un pequeño momento de felicidad para que en un futuro sea un gran recuerdo. 

Galletas de jengibre 

Ingredientes para las galletas: 

50 gr de azúcar moreno 

200 gr harina de repostería 

2 gr jengibre en polvo 

2 gr canela molida 

2 gr clavo molido 

½ cucharadita de bicarbonato 

60 gr mantequilla pomada 

30 gr agua mineral 

30 gr miel 

Ingredientes para el glaseado: 

200 gr azúcar glas 

20 gr clara de huevo 

5 gr de zumo de limón

Preparación: 

1- Tamizar todos los ingredientes secos juntos, por otra parte batir la mantequilla con el azúcar hasta obtener una textura esponjosa 3 min. aproximadamente. 

2- Añadir los ingredientes secos la miel y el agua, batir hasta obtener una masa homogénea, luego formar una bola envolver con papel film y dejar reposar en nevera durante 15 min. 

3- Forrar una bandeja con papel de hornear, espolvorear una superficie con harina y extender la masa con un rodillo y cortar con un corta pastas con forma de hombrecito. 

4- Precalentar el horno a 180ºC, colocar las galletas en la bandeja y hornear durante 10-12 min. Dejar enfriar durante 15-20 min antes de decorar. 

Glaseado 

1. Poner el azúcar en un bol y añadir la clara de huevo poco a poco e ir removiendo con un tenedor o un batidor manual; luego añadir el zumo de limón y batir hasta que esté todo bien incorporado. 

2. Colocar en un manga pastelera y ¡que comience la diversión! jejeje