El Sistema de Salud en España, es el ente que engloba a las prestaciones y servicios sanitarios de España, que de acuerdo con la ley son responsabilidad de los poderes públicos. Creado en 1908, poco a poco amplió su cobertura, previo pago de los servicios asistenciales, a toda la población española. La Constitución Española de 1978 establece, en su artículo 43, el derecho a la protección de la salud y a la atención sanitaria de todos los ciudadanos, En 1989 se completó este proceso; desde entonces la asistencia sanitaria en España es universal y gratuita. El estado español cubre las necesidades sanitarias de todos sus ciudadanos mediante el Sistema Nacional de Salud, financiado a través de impuestos y regentado por las Comunidades Autónomas.

Todos los trabajadores por cuenta ajena y autónoma deben afiliarse y abonar cotizaciones mensuales a la seguridad social a través de su empresario. Se le entregará una cartilla de la seguridad social, que le da derecho a asistencia hospitalaria y médica gratuitas.

El acceso a los servicios sanitarios públicos se realiza a través de la Tarjeta Sanitaria Individual expedida por cada Servicio de Salud, que es el documento que identifica a cada ciudadano como usuario en todo el Sistema Nacional de Salud.

  1. La Atención Primaria: Pone a disposición de la población una serie de centros de salud, con los servicios básicos cercanos al lugar de residencia, con equipos integrados por médicos de familia, pediatras, personal de enfermería y personal administrativo, trabajadores sociales, matronas y fisioterapeutas.
  2. La Atención Especializada:  Se presta en centros de especialidades y hospitales, de manera ambulatoria o en régimen de ingreso. Para consultar a un especialista, los pacientes han de ser remitidos por el médico de cabecera, excepto en caso de urgencia.

Lamentablemente, las listas de espera para visitar a los especialistas o para intervenciones voluntarias o no urgentes suelen ser largas. El sistema sanitario público español sólo cubre la atención sanitaria (con algunas excepciones).

Sistema de salud para Extranjeros

Los extranjeros que no provienen de países con convenios bilaterales en salud, deberán pagar las prestaciones sanitarias, previo acuerdo con el centro de salud u hospital, por lo que se recomienda, tener algún seguro de salud frente a una urgencia. Si se encuentra de forma irregular, y no está empadronado, tiene derecho a asistencia frente a una urgencia.

Si tiene permiso de residencia y está empadronado, tendrá derecho a asistencia en las mismas condiciones que los españoles.

SÍ es necesario: contratar un seguro de salud para los visados en  España, además de tener permitida la entrada al país, carecer de antecedentes penales en los lugares donde hayamos residido y contar con recursos para nuestra manutención, uno de los requisitos comunes a todos los tipos de autorización para residir en España en condiciones de visado, es contratar un seguro médico.

Ya sea para estudiar, trabajar, o invertir en España, la ley establece la necesidad de contratar un seguro médico de enfermedad con una entidad aseguradora autorizada para operar en España y con una cobertura de al menos un año, la póliza debe incluir en su cobertura a todas las personas que soliciten el visado. Es decir, en el caso de una familia e independientemente de quién sea el tomador del seguro, deben figurar como asegurados todos sus miembros.

¿Sanidad pública o sanidad privada???

A pesar de que la sanidad pública de España es considerada una de las mejores del mundo, debido a recortes presupuestarios y la masificación de la misma, ha colapsado generando listas de espera de meses en los hospitales, para ser atendido por un médico especialista, para algunas dolencias y especialidades, generando angustias y frustración en el enfermo, sobre todo cuando por fin te atienden hay que repetir pruebas o visitar otros especialistas, haciendo el proceso más largo, esto ha llevado a muchos a decidirse a por una solución sanitaria privada. Pero, si se puede acceder a servicios sanitarios de manera gratuita

En los últimos años la sanidad privada ha ganado en importancia. Se estima que un 15% de la población posee seguros médicos privados, incluidos los funcionarios públicos, a los que se les da la opción de elegir entre el sistema público y el privado. Los seguros pueden utilizarse bien como complemento o como alternativa a la sanidad pública.

La ventaja del seguro privado es que las compañías tienen sus propias redes de especialistas, hospitales, clínicas y laboratorios, por lo que los asegurados no tienen que esperar tanto para ser tratados. En muchos casos la sanidad privada se convierte en un complemento importante a la sanidad pública, lo que permite que el asegurado pueda por ejemplo recibir los resultados de sus análisis o pruebas con mayor rapidez.

¿Contratar un seguro de Salud?

Es acertado tener un Seguro de salud privado, sobre todo como migrantes y acostumbrados a tener un sistema de salud preventivo en nuestro país, como mínimo mantenerlo el primer año hasta estar totalmente legal y cotizar en el sistema de salud pública español.

Entre las ventajas más reseñables de la sanidad privada cabe citar:

  • Elección del hospital en el caso de necesitar hospitalización.
  • Posibilidad de visitar a un especialista sin la necesidad de acudir previamente a un médico de cabecera. (ginecología, pediatría, oftalmología, entre otras especialidades)
  • Eliminación de listas de espera.
  • Acceso a especialidades que no están cubiertas por la seguridad social.

Mayor agilidad y rapidez en la atención, tanto por parte del médico como en las pruebas o en los procesos hospitalarios y quirúrgicos.

  • Habitaciones individuales en caso de hospitalización.
  • Mejores condiciones para familiares en caso de ingreso hospitalario.
  • Acceso a tratamientos innovadores y nuevas técnicas sanitarias.

Servicios de los seguros privados

Cada aseguradora ofrece coberturas distintas, según la póliza que se contrate, pero estos son los servicios más comunes:

  • Amplios cuadros de médicos concertados: los seguros de salud privados cuentan con excelentes profesionales de la salud que cubren todas las especialidades médicas.
  • Urgencias: acceso a urgencias propias, que suelen estar bastante menos masificadas que las de la sanidad pública.
  • Medios de diagnóstico: la sanidad privada cuenta con medios sanitarios muy avanzados. Además, las pruebas y diagnósticos de la sanidad privada se realizan en una media de 8 días, mientras que en la sanidad pública pueden tardar hasta un mes y medio o más por los resultados y consulta de revisión.
  • Hospitalización: La mayoría de los seguros de salud incluye este servicio que se puede prestar entre sus centros propios o los que tenga concertados. El asegurado podrá elegir entre ellos.
  • Asistencia dental: todas las pólizas suelen incluir servicios básicos de atención dental y precios especiales para los servicios más avanzados, más económicos que los que cobran los dentistas. Muchos de los tratamientos que debes pagar en la pública o que terminarías haciéndote en un centro privado están incluidos, y de no estarlo tu póliza puede ofrecerte precios especiales. Incluso existen seguros dentales que pueden ser contratados de manera específica, en planes familiares o bien dentro de un seguro de salud y que incluyen servicios gratuitos de consulta, urgencia, limpieza, radiografías e incluso periodoncias, entre otros servicios.
  • Cobertura en toda España: las grandes aseguradoras prestan sus servicios en todo el país, lo que te garantiza el servicio en cualquier parte del territorio español, así como acceder a centros o tecnologías más avanzadas, concertadas en otras provincias.
  • Cobertura internacional: en la Unión Europea podrás contar con la Tarjeta Sanitaria Europea, pero para tener cobertura en otros países tendrás que contar con algún seguro privado, algunos seguros de salud te garantizan asistencia en el extranjero por 90 días, incluido en las coberturas sin costo adicional.

Contar con un seguro de salud no te impide acceder a la sanidad pública, por lo que, si para algún tratamiento u hospitalización deseas acudir a un centro sanitario público, puedes hacerlo.

Aunque, que contrates una póliza de este tipo no implica que no puedas acceder a los servicios que te ofrece la Seguridad Social, al contrario, será un complemento perfecto en bienestar y salud.

Para ampliar cualquier información en seguros de salud, dental, deceso, vida, repatriación, accidentes y viaje estoy a la disposición, visita mi perfil.