Al llegar a un nuevo país, la mejor forma de integrarse a la sociedad es conocer la forma de proceder del ciudadano del país que los acoge. Aprender y practicar cuáles son las normas de comportamiento y convivencia para llegar a ser unos buenos ciudadanos. Es muy importante dejar en alto nuestra nacionalidad, demostrando que podemos integrarnos y tener un alto estándar de comportamiento y ser ejemplo inclusive para los habitantes del país que nos acoge.

La palabra, ciudadano, proviene del latín y se compone de una raíz: civĭtas, civitātis, que significa ‘ciudad’, y de un sufijo: “-ano”, que indica pertenencia o procedencia.

Por lo tanto, ciudadano en su significado más estricto, es aquella persona que pertenece a una ciudad y, por tanto, tiene derechos y deberes para con ella.  

Entonces, ¿cuál es la función de un buen ciudadano?

Convivir con los demás y cooperar para que se realicen los objetivos de la sociedad, es decir, llevar a cabo el gran proyecto ético-cívico de la humanidad que consiste en construir un mundo más justo donde prevalecen los Derechos Humanos Fundamentales.

Si cumplimos con las normas de convivencia en nuestras casas, en el trabajo, en el colegio y la calle, seremos unos buenos ciudadanos.

A continuación, nombro algunas acciones que podemos llevar a cabo para asegurarnos de Ser unos Buenos Ciudadanos.

  • Respeta los derechos humanos: derecho a la vida, a la libertad, a la igualdad de derechos y oportunidades, a la seguridad personal y a la paz.
  • Por eso, el buen ciudadano, trata a las personas de una forma especial y respetuosa, sin importar su raza, género, edad o etnia.
  • Respeta la bandera, el himno, desea aprender más de su cultura.
  • Obedece las leyes establecidas en el país y la ciudad donde reside.
  • Paga sus impuestos.
  • Respeta fielmente las normas de tráfico. El paso de peatones o rayados de cebra, los semáforos, las señales de tránsito.
  • El buen ciudadano busca el bien de la sociedad y participa activamente por mejorar las cosas.
  • Vota responsablemente en las elecciones. (Según corresponda a cada persona por su nacionalidad).
  • Es una persona responsable. Esto quiere decir que no se excusa por sus acciones o culpa a otras cuando algo sale mal. Más bien acepta que se equivocó, con humildad.
  • Es una persona puntual, lo que significa que respeta el tiempo de los demás.
  • Habla y actúa de una forma civilizada, sin insultos, groserías o comentarios descorteses. Resuelve sus conflictos de manera pacífica.
  • Es un ser amable y considerado con los otros, incluyendo a sus padres, hermanos y amigos; y le preocupan los derechos, las creencias y el bienestar de cada uno de ellos.
  • Presta atención en el bienestar de los adultos mayores y discapacitados, buscando su inclusión en la sociedad.
  • Sabe dar las gracias y saluda a sus semejantes con cortesía.
  • No hace ruidos o grita en su conjunto o barrio en horas muy tempranas de la mañana o muy avanzadas en la noche, cuando los vecinos descansan.
  • Nunca echa papeles o basura en el piso, así no lo estén viendo, no bota colillas de cigarrillo a las aceras o calzadas.  Él es consciente que su ciudad merece permanecer limpia.
  • Recoge y bota los desechos de sus mascotas en los lugares dispuestos para tal fin.
  • No pinta las paredes de las calles con frases ofensivas o desobligantes.
  • Espera con prudencia su turno en las filas.
  • Ayuda activamente a la conservación de la naturaleza como medio de preservar la madre tierra.
  • Evita la agresividad y la violencia.

Todas estas normas de convivencia, y cualquier otra que pueda servir para mejorar nuestra relación con los demás ciudadanos, contribuirán al crecimiento personal e interior y la construcción de una humanidad que evoluciona como seres de avanzada hacia una sociedad más justa, que busca el bien de los seres humanos en el planeta.

Hagámonos eco de las buenas costumbres, seamos partícipes de las buenas acciones y construyamos una sociedad ejemplar en la cual podamos respetarnos y convivir en forma armoniosa todos los seres de la tierra.

Te invito a que nos comentes qué acciones realizas para ser un buen ciudadano y que otras se te ocurren que se puedan incluir en el artículo. Gracias por tu aporte.

En una próxima entrega estaremos hablando de los derechos de los ciudadanos y de los inmigrantes, en particular en España.

¡Hasta la próxima!