Trabajar en España es el anhelo del 90% de los emigrantes, de hecho, se plantean tener un empleo antes de pisar suelo español.

Los ciudadanos extranjeros que tengan la intención de trabajar en España o realizar cualquier actividad lucrativa, laboral o profesional, deberán reunir los siguientes requisitos:

  • Ser mayor de dieciséis años, salvo que la actividad laboral se realice por cuenta propia, en cuyo caso, se exige ser mayor de dieciocho años.
  • Obtención de la correspondiente autorización previa para residir y trabajar en España. Dicha autorización deberá ser solicitada por el empleador que ofrezca el contrato de trabajo.
  • Obtención de visado una vez haya sido emitida la autorización de residencia y trabajo.

Existen dos tipos de permisos de residencia y trabajo: por cuenta ajena (oferta de empleo) y por cuenta propia (inversión o emprendimiento).

Permiso de residencia y trabajo por cuenta ajena_

Régimen General:

Para trabajar en España o ejercer actividades remuneradas, siendo ciudadano extracomunitario, se requiere la autorización de un permiso de residencia y trabajo por cuenta ajena a tramitarse ante la oficina de extranjería de la demarcación territorial donde se ejercerá la labor y del Consulado Español del país de origen o de donde resida el trabajador, debiendo antes la empresa obtener el certificado negativo de la situación nacional de empleo, salvo que el empleo sea ofertado a un hijo o nieto de ciudadano español o nacionales de países con convenio como Chile y Perú.

Régimen Especial:

Los profesionales altamente cualificados o directivos (PAC) o graduados, o con  postgrado de universidades y escuelas de negocio reconocidas, que cuenten con una oferta para trabajar en España, pueden beneficiarse del régimen de residencia PAC.

Las autorizaciones para el personal altamente cualificado deben solicitarlas las empresas que requieran la incorporación de profesionales extranjeros que se encuentren en alguno de los siguientes supuestos:

  • Personal directivo o altamente cualificado de grandes empresas o grupos de empresa o PYMES en sectores estratégicos.
  • Personal directivo o altamente cualificado de proyectos empresariales de interés general.
  • Graduados, postgraduados de universidades y escuelas de negocio de reconocido prestigio. En este supuesto, cualquier empresa puede beneficiarse de este régimen con independencia de su tamaño o del sector o actividad que desarrolle.

Las autorizaciones de residencia para el personal altamente cualificado se solicitan ante la Unidad de Grandes Empresas y Colectivos Estratégicos en Madrid.

En el momento de la solicitud, los extranjeros pueden encontrarse fuera o residiendo en España legalmente.

Las grandes empresas, grupos de empresas o PYMES debe cumplir alguna de las siguientes características:

  • Contar con una plantilla superior a 250 trabajadores (al menos 3 meses antes de la presentación de la solicitud).
  • Un volumen neto anual de negocios en España superior a 50 millones de euros o Fondos propios por encima de 43 millones de euros.
  • Inversión bruta media anual en los 3 años anteriores a la presentación de la solicitud procedente del exterior no inferior a un 1 millón de euros.
  • El valor del Stock del inversor o posición debe ser superior a 3 millones de euros.
  • En el caso de PYMES, deben pertenecer a un sector considerado estratégico.

Un proyecto empresarial que reúna alguna de estas condiciones:

  • Creación de puestos de trabajo directos.
  • Mantenimiento del empleo.
  • Inversión con impacto socioeconómico.
  • Razones de interés general para la política comercial y de inversión.
  • Aportación relevante a la innovación científica y/o tecnológica.

Permiso de residencia y trabajo por cuenta propia_

Quien desee trabajar en España con su propio negocio, deberá solicitar un permiso de residencia y trabajo por cuenta propia. Para ello no podrá encontrarse de forma irregular en España si se encuentra en su país tendrá que presentar dicha solicitud en el Consulado Español.

En virtud de su importancia, nos limitaremos a lo que refiere a los Inversores y Emprendedores, según lo contemplado en la Ley de apoyo a los emprendedores y su internacionalización.

Bajo este supuesto tienen cabida tanto los inversores que presenten un proyecto empresarial que vaya a ser desarrollado en España y que sea considerado y acreditado como de interés general, como los que tengan previsto entrar y permanecer en España por un periodo de un año con el fin único o principal de llevar a cabo los trámites previos para poder desarrollar una actividad emprendedora.

En el primer caso el interesado deberá presentar un informe favorable de la Oficina Comercial del ámbito de demarcación geográfica donde el inversor presente la solicitud del visado, para constatar que en el proyecto empresarial presentado concurren razones de interés general.

Debe tenerse en cuenta que es admisible una inversión significativa de capital cuando la inversión la lleva a cabo una persona jurídica, domiciliada en un territorio que no tenga la consideración de paraíso fiscal, conforme a la normativa española, y el extranjero posea directa o indirectamente, la mayoría de los derechos de voto y tenga la facultad de nombrar o destituir a la mayoría de los miembros de su órgano de administración.

En el caso de los Emprendedores, se entenderá como actividad emprendedora aquella que sea de carácter innovador con especial interés para España y a tal efecto cuente con un informe favorable de la Oficina Comercial donde el inversor presente la solicitud del visado.

Régimen comunitario:

Los ciudadanos comunitarios que pretendan realizar actividades lucrativas en España deben darse de alta en el censo de ciudadanos de la Unión Europea, para lo cual requieren cumplir con una de las siguientes condiciones:

  1. Contar con una oferta de trabajo.
  2. Contar con recursos económicos suficientes y seguro médico.

10 RAZONES PARA TRABAJAR EN ESPAÑA_

#1 Mercado competitivo.

España posee uno de los mercados más dinámicos de la Unión Europea. Lleva varios años seguidos batiendo máximos históricos en las exportaciones, con un crecimiento próximo al 4% interanual, según datos de ICEX España Exportación e Inversiones. Este éxito es un reflejo de la capacidad y competitividad que ha alcanzado la industria española.

#2 Empresas globales.

España es la cuna de grandes multinacionales líderes en sus respectivos sectores: Acciona, Abertis, BBVA, Santander, Iberdrola, Indra, OHL, FCC, Ferrovial, Repsol, Amadeus, CIE Automotive, Gamesa, Telefónica o Zara son algunas de las firmas españolas más valiosas que han logrado una exitosa internacionalización y convertirse en uno de los principales pilares de la fortaleza de la Marca España en el mundo.

#3 Atractivo para inversores.

La buena marcha de la economía española ha posicionado a España como uno de los principales destinos de inversión extranjera. Según el último “Barómetro del clima de negocios en España desde la perspectiva del inversor extranjero”, el 95% de las multinacionales aumentarán o incrementarán sus inversiones en nuestro país, una confianza que repercute positivamente en el mercado laboral.

#4 Infraestructuras e industria especializada.

La alta calidad de nuestras infraestructuras y la especialización de los trabajadores son algunas de las fortalezas que sustentan el potencial de crecimiento de España, según el último Barómetro de los Círculos de Empresarios. España ocupa el 12º puesto mundial del Global Competitiveness Index en materia de infraestructuras y ha subido 40 puestos en eficiencia del Mercado Laboral desde 2013.

#5 Emprendimiento.

España es un gran foco de emprendimiento. Según el Mapa del Emprendimiento elaborado por el Spain Startup-South Summit casi la mitad de los españoles que han creado una startup son emprendedores en serie o recurrentes. Actualmente, 2 de cada 10 startups españolas cuentan con un equipo de 5 a 10 personas y cerca del 90% de estas empresas busca de manera activa y constante incorporar nuevos miembros.

#6 Empresas innovadoras.

Las compañías españolas se encuentran entre las más digitalizadas del mundo. Según recoge el Índice de la Economía y la Sociedad Digitales (DESI) que elabora anualmente la UE, España ocupa el 11º puesto del ranking europeo de la transformación digital. Además, la industria española dedica gran parte de sus esfuerzos a I+D+i y ocupa un lugar destacado en sectores como el Big Data, las Smart Cities, la robótica, la impresión 3D, la inteligencia artificial o la realidad aumentada.

#7 Unión Europea.

Los trabajadores extranjeros que obtienen la autorización de residencia de larga duración pueden vivir y desarrollar su carrera profesional en España en las mismas condiciones que los españoles. Por lo tanto, tienen la posibilidad de obtener una autorización de residencia y trabajo en otros países de la Unión Europea, una movilidad que multiplica las oportunidades de crecimiento laboral.

#8 Industria concienciada y sostenible.

La industria española es una de las más concienciadas con el medioambiente y la sostenibilidad. De hecho, el Dow Jones World Sustainability World Index Composite, índice de referencia en los estándares de sostenibilidad y responsabilidad social en la industria y las finanzas, ha incluido a 14 multinacionales españolas dentro del listado anual que engloba a las compañías más sostenibles y con mejores políticas de responsabilidad social del mundo.

#9 Español.

Trabajar en España supone una excelente oportunidad para aprender español, la segunda lengua más hablada del mundo y un idioma en expansión en la cultura, los negocios e internet.

#10 Congresos internacionales.

España acoge congresos, ferias y encuentros profesionales internacionales de primer nivel que suponen una gran oportunidad para ampliar contactos, obtener reconocimiento laboral e impulsar nuevos proyectos. Entre los eventos más importantes destacan Mobile World Congress, Fitur, World Football Summit o South Summit.