Uno de los grandes retos que nos conseguimos al mudarnos a España,  y que es un tanto diferente al sistema educativo latinoamericano, es entender y averiguar, en que colegio vamos a matricular a nuestros hijos. Todos los padres buscamos mandar a nuestros hijos al mejor colegio en base a  nuestras condiciones y posibilidades.

En España la escolarización es obligatoria a partir de los 6 años, por lo que deben incorporarse a la escuela independientemente de que hayan cursado o no alguna de las etapas o cursos de educación infantil. Es importante destacar que cada niño será inscrito en el año que le corresponda por su año de nacimiento. La educación obligatoria se extiende hasta los 16 años y está formada por dos etapas: primaria y secundaria (ESO Educación Secundaria Obligatoria).

Los niños y adolescentes deben de ser matriculados en cualquier momento del calendario escolar, en el caso que esa mudanza haya sucedido extemporánea al comienzo del calendario escolar.

Los centros educativos se diferencian en base a criterios distintivos en cuanto a su gestión y de su financiación, y basados en estos criterios existen tres tipos de colegios en los que se integra la oferta educativa:

Colegio Público: Son colegios laicos con excelentes tutores o maestros y gestionados en su totalidad por la administración pública o junta de escolaridad  de cada comunidad autónoma. En estos colegios se imparte educación infantil, primaria, secundaria y bachillerato.

Colegios Concertados: Son colegios de orientación privada y religiosa es decir, que no fueron creados por la administración pública, pero si reciben subvenciones  de esta administración central. Tienen libertad en su gestión, pero cumpliendo ciertos condicionantes establecidos por el gobierno como por ejemplo límite de alumnos por clase, fechas, admisiones etc. Se financian además con otras subvenciones y  donaciones de los padres. Igualmente, como el colegio público se imparten todos los niveles de educación.

Colegios Privados: Son una empresa privada de educación y son financiados exclusivamente por las familias de los alumnos. Tienen  libertad en su gestión administrativa y cierta libertad en el currículum, respetando ciertos criterios establecidos por el gobierno. 

Por tener gestión propia pueden decidir cantidad de plazas niveles a impartir dentro de la oferta de servicio, etc. Se podrán conseguir colegios que impartan todos los niveles educativos desde infantil a bachillerato, por supuesto informándote en cada colegio para conocer su oferta.

El sistema de admisión comienza en Marzo y es cuando debes “echar” la planilla en el colegio que nos interese. Cada niño cumple un criterio de puntaje en cuanto a ubicación cerca del centro tanto por vivienda, como por ubicación del trabajo de alguno de los padres; hermanos que ya estudian en el centro, y si uno de los padres trabaja dentro en el mismo.

Este criterio le da una posición en el listado al niño y por esta numeración podrán conseguir cupo o plaza aquellos niños con mayor puntaje, se podrán matricular tantos cupos se hayan liberado en el nivel de interés. La respuesta de si nuestro hijo será admitido en ese centro educativo se podrá ver en planillas que son publicadas en cada centro más o menos en el mes de abril.

Hacia finales de febrero/marzo los centros educativos abren sus puertas a unas jornadas para que las familias puedan ir a conocer sus instalaciones, oferta educativa, actividades extracurriculares y demás asuntos relacionados con el centro.

Si tu caso particular es que llegaste a España en una fecha en que ya comenzó el año escolar, no entres en pánico, igual puedes matricular a tus hijos.

Recuerda, la educación es absolutamente obligatoria, desde primaria hasta la ESO.

La mejor y más recomendada manera, de iniciar el proceso es que te dirijas a la consejería de educación de tu área,  aquí en Andalucía podrás ver en su sitio web de la junta de Andalucía y allí ubicar que colegios y que categoría te quedan cerca de tu residencia. Te podrán orientar en cual colegio hay plaza o cupo, y cuáles son los requisitos que necesitan para matricular a tus hijos.

Cada centro educativo posee una página web que podrás navegar y conocer un poco del centro educativo, oferta, servicios de comedor, extracurriculares, transporte, y toda la información referente al centro.

Así que es muy fácil la escolaridad, sobre todo agradecer y aprovechar un sistema que funciona a cabalidad y que además nuestros hijos se sienten muy bien recibidos y además nos orientaran en el caso que nuestros hijos necesitase algún refuerzo en cuanto a su proceso de adaptación en España.