Mis queridos nómadas, y todos los hispanohablantes, de nuevo por aquí estoy con mi filosofando, esta vez sobre las CRÓNICAS HALLAQUÍSTICAS, aunque debo confesar que en esta ocasión la filosofía me ha pillado: ella me encontró y de nuevo me cautivó con este maravilloso tema, como espero que les cautive.

Revolución desde dentro

Son Venezuela y su gente quienes me traen una reflexión filosófica y casi política, pues desde fuera muchos, y muchas veces, sentimos que hay un letargo que se ha apoderado de mentes y cuerpos.

Pero la proximidad de la navidad nos trae un estandarte venezolano: “la hallaca*”; con ella, desde un sabor y un aroma que son nuestra tradición, se revoluciona y se demuestra que aún hay mucho fogón ardiendo dentro de nuestra tierra.

No se trata de una receta, sino que, a partir de lo que significa la hallaca, se ha cocido una verdadera revolución en forma de libro digital intitulado “CRÓNICAS HALLAQUÍSTICAS Un regalo para Venezuela”. Y no podía haber mejor llamado a la revolución desde dentro y para mover a los de fuera que el pensamiento que allí se plasma propiciado dichas crónicas: “porque a lo que más le temen las revoluciones es a la tradición”        

Las crónicas

Mucho más que una crónica, este libro digital comienza con un prólogo titulado “El Encuentro”: un recorrido histórico fabulado, pero nada alejado de la realidad, donde nos recuerda en forma muy gráfica, cómo se produce la transculturización de manera fáctica y poética, justificando el por qué debemos luchar contra la xenofobia (referencia a mi artículo anterior). 

Ediciones el Membrillo ha elegido cronistas, que en realidad son testigos históricos, del cómo la hallaca traduce y condensa la esencia más pura del venezolano como ente, y del pueblo venezolano como acervo cultural, en el más amplio espectro de la palabra cultura.

A través de personajes tan nuestros como Yolanda Moreno, María Teresa Chacín, Carlos Frómeta, Tania Sanabria, Hilda Abrahamz, Juan Carlos Gardié, Aquiles Báez, Ruby Romero, entre otros, constatamos la presencia de la hallaca en la vida de todos y cada uno de los venezolanos.

 TRASCENDENCIA

Pero lo más importante es cómo ese enclave se rodea de maravillosas vivencias que traducen, en un retrotraer, lo que nos ha marcado como país receptor de tantas nacionalidades y, lo más importante, nos trae a nuestro presente migratorio. 

De esta manera repasamos desde los judíos de la postguerra europea llegados a Puerto Cabello, pasando por los alemanes en el oriente del país, hasta llegar a algún dominicano que se volvió más caraqueño que cualquiera nacido en Caracas. Sin olvidar otras tantas nacionalidades: portugueses, españoles, italianos, árabes, chinos y un largo etcétera, tan largo como la lista de países donde se encuentran venezolanos hoy en día.

Y para todos los venezolanos nómadas, sin exceptuar a quienes permanecen en el país  y al resto de mis lectores, les invito a pinchar en http://elmembrilodigital.com/ y descargarse gratis el libro para que, como yo, los venezolanos sientan, rescaten y mantengan vivo lo que significa ser venezolano, así como para las demás nacionalidades tengan una referencia cierta de nosotros. 

Y para todos saber que quienes están dentro siguen luchando con las armas  indestructibles que poseemos: capacidad intelectual, crítica, reinvención y amor por Venezuela

*Hallaca: La hallaca o hayaca12 es un tamal3​ típico de Venezuela.456Consiste en una masa de harina de maíz sazonada con caldo de gallina o de pollo y pigmentada con onoto o achiote, rellena con guiso de carne de rescerdo y gallina o pollo (aunque hay versiones que llevan pescado),7​ al cual se le agregan aceitunasuvas pasasalcaparraspimentón y cebolla… envueltas de forma rectangular en hojas de plátano, para finalmente ser atada con pabilo o pita y hervida en agua.8

https://es.wikipedia.org › wiki › Hallaca