Hay diferentes modos de adquirir la nacionalidad española_

A) De origen_

  • Los nacidos de padre o madre españoles.
  • Los nacidos en España de padres extranjeros, si al menos uno de los padres también nació en España (se exceptúan los hijos de diplomáticos).
  • Los nacidos en España de padres extranjeros, si ambos carecen de nacionalidad (apátridas), o si la legislación de ninguno de ellos atribuye al hijo una nacionalidad.
  • Los nacidos en España de padres cuya identidad se desconoce. Se presumen nacidos en España los menores cuyo primer lugar de estancia conocido sea territorio español.
  • Los menores de 18 años adoptados por un español.

B) Por residencia_

Esta forma de adquisición de la nacionalidad exige que el interesado acredite una buena conducta cívica y suficiente grado de integración en la sociedad española, debiendo haber residido en España durante 10 AÑOS de forma legal, continuada e inmediatamente anterior a la petición, período que se reduce en determinados casos:

  • 5 AÑOS (en caso de tener la condición de refugiado).
  • 2 AÑOS (nacionales de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal o personas de origen sefardí).
  • 1 AÑO, en caso de haber nacido en territorio español, en los siguientes casos:
  1. No se ejerció el derecho a adquirirla por opción, que analizaremos posteriormente.
  2. Se ha estado sujeto legalmente a la tutela, guarda o acogimiento de un ciudadano o institución españoles durante 2 años consecutivos (incluso si continuare en esta situación en el momento de la solicitud).
  3. Llevar 1 año casado con un español, del que no se haya separado (legalmente o de hecho) en el momento de la solicitud.
  4. El viudo/a de español, siempre y cuando a la muerte del cónyuge no estaban separados (de hecho o judicialmente).
  5. El nacido fuera de España, cuyo padre o madre (nacidos fuera de España) o abuelo o abuela originariamente hubieran sido españoles.

La solicitud puede realizarse personalmente por el interesado (si es mayor de 18 años o está emancipado), por el mayor de 14 años asistido por su representante legal, por el representante legal del menor de 14 años y, en caso de tener la capacidad modificada judicialmente, por el interesado o su representante (en función de lo que señala la sentencia de incapacitación).

Entre la documentación que se deberá aportar, podemos citar (sin ánimo exhaustivo): modelo de solicitud y justificante del pago de la tasa (actualmente, 102€); tarjeta de identidad de extranjero y pasaporte completo y en vigor; certificados de nacimiento, de matrimonio (si el solicitante está casado), de antecedentes penales (de su país de origen y del Registro central de penados) y de empadronamiento. En cualquier caso, habrá de estarse al caso concreto.

Además, han de aportarse los Diplomas del Instituto Cervantes expedidos tras la realización y aprobación de la prueba de conocimientos constitucionales y socioculturales (CCSE), y de la prueba de conocimiento del idioma español (DELE, que podrá sustituirse por otro certificado académico oficial), en caso de no ser nacional de un país en el que el castellano sea lengua oficial.

C) Por carta de naturaleza_

Esta forma de adquisición de la nacionalidad, tiene carácter graciable y no se sujeta a las normas generales de procedimiento administrativo. Será otorgada o no discrecionalmente por el Gobierno mediante Real Decreto, tras valorar la concurrencia de circunstancias excepcionales.

D) Nacionalidad por opción_

La opción es un beneficio que nuestra legislación ofrece a extranjeros que se encuentran en determinadas condiciones. Tendrán derecho a adquirir la nacionalidad española por esta vía:

  • Quienes estén o hayan estado sujetos a la patria potestad de un español.
  • Aquellas personas cuyo padre o madre hubiera sido español y hubiera nacido en España. En este caso, el ejercicio del derecho de opción NO estará sujeto a límite de edad.
  • Cuando se determine la filiación (quiénes son los padres de una persona) o el nacimiento en España después de los 18 años de edad. En este supuesto, el plazo para optar a la nacionalidad es de 2 años desde que se determina la filiación o el nacimiento.
  • Los mayores de 18 años adoptados por un español, podrá optar por la nacionalidad española de origen en el plazo de 2 años a partir de la constitución de la adopción.

La solicitud se formulará:

  1. a) Por el representante legal del optante menor de 14 años o incapacitado, previa autorización del encargado del Registro Civil, previo dictamen del Ministerio Fiscal.
  2. b) Por el interesado, asistido por su representante legal, cuando sea mayor de 14 años o, estando incapacitado, así lo permita la sentencia de incapacitación.
  3. c) Por el propio interesado (emancipado o mayor de 18 años), debiendo tenerse en cuenta que  la opción caducará a los 20 años de edad o, si el optante no estuviera emancipado según su ley personal al llegar a los 18 años, transcurridos 2 años desde la emancipación.
  4. d) Por el propio interesado, dentro de los 2 años siguientes a la recuperación de la plena capacidad (excepto si ya hubiese caducado el derecho de opción conforme al párrafo c).

Son requisitos comunes para la validez de la adquisición de la nacionalidad española por opción, carta de naturaleza o residencia, que el mayor de 14 años y capaz para prestar una declaración por sí jure o prometa fidelidad al Rey y obediencia a la Constitución y a las leyes, y renuncie a su anterior nacionalidad (excepto los naturales de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial o Portugal y los sefardíes), y que la adquisición se inscriba en el Registro Civil español.

Nota importante_
Cuando se aporten documentos de otros países, deberán estar traducidos al castellano o lengua cooficial, y legalizados (por la Oficina consular de España con jurisdicción en el país en el que se ha expedido o, en su caso, por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, salvo que dicho documento haya sido apostillado por la Autoridad competente del país emisor según el Convenio de la Haya, o que dicho documento esté exento de legalización en virtud de Convenio Internacional).