FILOSOFANDO_

Hoy Tengo nostalgia de tus trinitarias,
Que se quedaron en mis ojos
En amarillos, violetas y granates;
Tengo nostalgia de tus calles solitarias,
Habitadas de acacias y apamates.

Tengo nostalgia de tu callado bullicio,
Ese que habla de la vida que bulle;
Tengo nostalgia de tu arena y tu oleaje:
Tibio romance que a mi alma zambulle.

Nostalgia del claroscuro de tus cerros,
Nostalgia de tu alegre acento,
Nostalgia de mis pasos sin regreso,
Nostalgia de un impredecible reencuentro.

Nostalgia es el latido
Que mi corazón no emite,
El que se queda atrapado
En lo hondo de mi pecho,
Escondido de los días eternamente fríos
En los que le digo al mundo que ni padezco ni siento.

Cristina Yaraví Riera García.