La humanidad se enfrenta hoy en día a grandes retos; los procesos migratorios, las guerras, las crisis económicas, el deterioro del medio ambiente, el cambio climático, la igualdad de género y muchos más. Teniendo en cuenta que [email protected] [email protected] habitantes del planeta tenemos un compromiso en la construcción de un mundo mejor, la Organización de Naciones Unidas puso en marcha desde 2015 los Objetivos de Desarrollo Sostenible, más conocidos como los ODS.

Pero, ¿qué son los ODS? 

Son 17 objetivos que buscan cambiar el mundo, y su principal cometido, acabar con la pobreza a nivel global. En resumen, están orientados a la acción, son concisos y de fácil comunicación, limitados en su número, con grandes aspiraciones, globales en naturaleza y de aplicación universal para todos los países.

Estos 17 objetivos que están acompañados de 169 metas a alcanzar, son la esperanza del planeta, pues con ellos se pone de manifiesto que el desarrollo económico tiene que estar acompañado de una equidad social y ambiental, de lo contrario no existirá un desarrollo que beneficie a las personas. 

Las prioridades de los ODS

Los 17 objetivos que el mundo trabaja desde 2015 y que culmina en 2030, se centran en varios ejes fundamentales: las personas, el planeta, la prosperidad, la paz y las alianzas. Dentro de cada uno de estos ejes están insertados los ODS

El número uno es lograr el fin de la pobreza, le siguen: hambre cero, salud y bienestar, educación de calidad, igualdad de género, agua limpia y saneamiento, energía asequible y no contaminante, trabajo decente y crecimiento económico, industria, innovación e infraestructuras, reducción de las desigualdades, ciudades y comunidades sostenibles, producción y consumo responsable, acción por el clima, vida submarina, vida de ecosistemas terrestres, paz, justicia e instituciones sólidas, y alianzas para lograr los objetivos.

¿Qué os parece? Hoy quería que toda la comunidad de Nómadas con Raíces nos acercáramos un poco a los ODS, a ese gran proyecto de Naciones Unidas donde nosotros también estamos llamados a participar. No es un tema sólo de líderes, gobernantes y empresarios, es un tema de todos. 

Simplemente recordemos que cada vez los impactos del cambio climático nos llegan más de cerca; inundaciones, sequías, contaminación extrema. ¿Y nosotros qué podemos hacer? Por ejemplo, utilizar el transporte limpio: la bicicleta, los autobuses, andar. 

Cada granito de arena que podamos aportar, nos acerca a ese mundo mejor que todos anhelamos.

Para los Nómadas que quieran saber cómo ayudar en esta cruzada de los ODS, tenemos esta página La Guía de vagos para salvar el mundo.

También te pueden interesar estos artículos de nuestra comunidad Nómadas con Raíces

Día Mundial del Agua: Los retos a que nos enfrentamos y cómo mitigarlos.

Emigrar, adaptarse, dar y recibir

¿Es el estrés causante de enfermedades físicas?. By Dra. Eugenia Benzaquen.